imagotipo

Promueve PROFEPA Comités de Vigilancia Ambiental en el ejido Heriberto Jara

  • Dulce María Díaz
  • en Mexicali

A fin de capacitar a los residentes del ejido Heriberto Jara y que estos sean partícipes de las labores de vigilancia ambiental y de esa manera combatir los daños a los recursos naturales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) promueve la creación de los Comités de Vigilancia Ambiental Participativa.

José Alfredo García Pérez, presidente del Comisariado del ejido Heriberto Jara, precisó que vecinos voluntarios de esta comunidad interesados en el cuidado del medio ambiente y que se han comprometido a combatir la extracción ilegal de pétreos, flora o fauna, así como la deposición clandestina de cualquier tipo de basura, material o escombro, fueron acreditados y capacitados a través de cursos didácticos y en campo por la PROFEPA y un asesor ambiental.

“Es una gran oportunidad que quisimos aprovechar porque la realidad es que solos no podemos contra la delincuencia o los daños al patrimonio natural de todos nosotros y sólo si nos organizamos podremos cuidar estos importantes bienes naturales de una forma efectiva”.

Cinco mujeres y cinco hombres son los que conforman este Comité de Vigilancia Ambiental, mismos que fueron capacitados en el manejo de GPS, legislación ambiental, delitos y servicios ambientales, ecoturismo, así como clasificación de fauna y flora representativa del ejido, a los cuales también se les designaron tareas específicas que contribuyan a una mejor actuación de este comité.

Finalmente, el representante ejidal señaló que al ser el ejido Heriberto Jara parte central del Proyecto Incluyente Mexicali (PIM), el cual cuenta con dos Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA´s) por parte de la Secretaría de Protección al Ambiente del Estado (SPABC), es importante que la comunidad esté preparada para verificar y cuidar el espacio territorial en el que residen y sean partícipes de este tipo de actividades que fomentan el cuidado al medio ambiente.

“Hago una atenta invitación para que otros ejidos y comisariados se acerquen a la PROFEPA y creen sus propios Comités de Vigilancia Ambiental porque es la única forma de cuidar no sólo el espacio territorial que nos corresponde a cada ejido, sino el poder cuidarnos entre nosotros y echarnos la mano pero bien organizados”.