/ jueves 11 de junio de 2020

Cinco minutos de videollamada en lugar de abrazos en cárceles mexicanas

Las autoridades de Jalisco suspendieron las visitas en los penales del estado para evitar contagios por Covid-19

María aguardó dos horas para ver a su hijo preso. Fueron solo cinco minutos y por videollamada, la alternativa que ofrecen las autoridades del estado de Jalisco ante la suspensión de las visitas carcelarias por la pandemia.

La mujer, de unos 60 años, acudió este jueves a su segunda cita virtual con José Luis en la penitenciaria estatal de Puente Grande, en Tonalá, un municipio a las afueras de la ciudad de Guadalajara.

"Espero como unas dos horas para entrar a hablar con él para verlo cinco minutos, y pues sí me da gusto y le da gusto a él", comentó María a la AFP.

Tras su larga espera bajo el sol, la madre ingresa a una sala donde fueron instaladas tres computadoras portátiles en cuya pantalla aparece el hijo con tapabocas. Con audífonos, micrófono y la ayuda de empleados del reclusorio,empieza la conversación.

Las autoridades de Jalisco suspendieron las visitas en los penales del estado el 23 de abril para evitar contagios del nuevo coronavirus. Solo en Puente Grande se contabilizan seis muertos y 95 contagiados entre internos y trabajadores.

Para garantizar el derecho a la visita adoptaron las videollamadas, una opción que también implementaron hospitales públicos para conectar a pacientes de Covid-19 con sus familiares.

Los encuentros en los reclusorios se producen cada 15 días.

"Es muy poquito"

Este jueves también le correspondió el turno a Josefina, quien no abraza a su hijo Cristopher desde que cayó preso hace dos meses, en plena expansión de la epidemia.

"Ya cuando está mi hijo listo para recibirme, me siento yo y todo está listo, solamente tomo el micrófono y ya de ahí nos empezamos a hablar, nos empezamos a ver. Es muy poquito y quisiera uno decir muchas cosas, pero es muy bello. Ellos se ponen también muy contentos", relata esta mujer.

Foto: Notimex / Archivo

Los reclusos hablan desde otra sala, a donde son conducidos por funcionarios que también vigilan que se cumplan los protocolos de limpieza personal y de los equipos.

"Una vez concluida la llamada les pedimos que nos apoyen con la sanitización tanto del teclado, del auricular y de los audífonos", explicó Karina de la Cruz, directora técnica penitenciaria.

Desde el 1 de abril se han realizado casi tres mil 500 videollamadas en cuatro centros carcelarios.

En el penal de Puente Grande se contabilizan además 53 internos recuperados de Covid-19. A un costado, en la penitenciaria federal, hay otros 37 casos confirmados.

María aguardó dos horas para ver a su hijo preso. Fueron solo cinco minutos y por videollamada, la alternativa que ofrecen las autoridades del estado de Jalisco ante la suspensión de las visitas carcelarias por la pandemia.

La mujer, de unos 60 años, acudió este jueves a su segunda cita virtual con José Luis en la penitenciaria estatal de Puente Grande, en Tonalá, un municipio a las afueras de la ciudad de Guadalajara.

"Espero como unas dos horas para entrar a hablar con él para verlo cinco minutos, y pues sí me da gusto y le da gusto a él", comentó María a la AFP.

Tras su larga espera bajo el sol, la madre ingresa a una sala donde fueron instaladas tres computadoras portátiles en cuya pantalla aparece el hijo con tapabocas. Con audífonos, micrófono y la ayuda de empleados del reclusorio,empieza la conversación.

Las autoridades de Jalisco suspendieron las visitas en los penales del estado el 23 de abril para evitar contagios del nuevo coronavirus. Solo en Puente Grande se contabilizan seis muertos y 95 contagiados entre internos y trabajadores.

Para garantizar el derecho a la visita adoptaron las videollamadas, una opción que también implementaron hospitales públicos para conectar a pacientes de Covid-19 con sus familiares.

Los encuentros en los reclusorios se producen cada 15 días.

"Es muy poquito"

Este jueves también le correspondió el turno a Josefina, quien no abraza a su hijo Cristopher desde que cayó preso hace dos meses, en plena expansión de la epidemia.

"Ya cuando está mi hijo listo para recibirme, me siento yo y todo está listo, solamente tomo el micrófono y ya de ahí nos empezamos a hablar, nos empezamos a ver. Es muy poquito y quisiera uno decir muchas cosas, pero es muy bello. Ellos se ponen también muy contentos", relata esta mujer.

Foto: Notimex / Archivo

Los reclusos hablan desde otra sala, a donde son conducidos por funcionarios que también vigilan que se cumplan los protocolos de limpieza personal y de los equipos.

"Una vez concluida la llamada les pedimos que nos apoyen con la sanitización tanto del teclado, del auricular y de los audífonos", explicó Karina de la Cruz, directora técnica penitenciaria.

Desde el 1 de abril se han realizado casi tres mil 500 videollamadas en cuatro centros carcelarios.

En el penal de Puente Grande se contabilizan además 53 internos recuperados de Covid-19. A un costado, en la penitenciaria federal, hay otros 37 casos confirmados.

Local

"No necesito pagarle a medios, PSN me trata muy bien": Bonilla

Presumió tener una red de casi 2 millones de seguidores que le cuestan a él en lo personal

Local

"Bajarán volumen de la música en los bares": Escobedo

Los bares generan más de 7,500 empleos directos en cerca de 700 establecimientos en el estado

Policiaca

Fallece hombre tras choque en Valle de Mexicali

La persona fallecida se trataba de un masculino, del cual se ignoran mayores datos

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Local

Sancionan venta de alcohol anticipada

Cuatro restaurantes dedicados a la preparación de mariscos incurrieron en la falta

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten