/ lunes 9 de julio de 2018

Continúa búsqueda de sobrevivientes en Japón, van 141 muertos tras lluvias

Los equipos de rescate japoneses se esforzaban este martes por hallar supervivientes, aunque las probabilidades se desvanecían

Los equipos de rescate japoneses se esforzaban este martes por hallar supervivientes, aunque las probabilidades se desvanecían, entre los destrozos dejadas por las intensas lluvias caídas en el oeste de Japón, donde al menos 141 personas fallecieron.

Las autoridades no tienen noticias de una decenas de personas, señaló el portavoz gubernamental Yoshihide Suga, aunque los medios daban un balance de desaparecidos muy superior.

"Los 75 mil policías, bomberos, soldados de las Fuerzas de Autodefensa [apelación del ejército japonés] y guardacostas hacen lo máximo posible" por ayudar a los afectados, destacó Suga.

Las búsquedas y trabajos de limpieza proseguían bajo un intenso sol, con temperaturas previstas de 35ºC a la sombra, "y este tiempo soleado durará al menos una semana", añadió Suga.

En esas circunstancias, es necesaria "una gran vigilancia" por el riesgo de insolación y golpes de calor, así como por la posibilidad de que se produzcan nuevos corrimientos de tierra, insistió el vocero.

Las inéditas precipitaciones registradas entre el viernes y el domingo provocaron unas terribles inundaciones, riadas de barro e importantes daños que dejaron atrapados a numerosos habitantes, a pesar de que se habían emitido órdenes --no obligatorias-- y recomendaciones de evacuación para millones de personas.

En el barrio de Mabi de Kurashiki, situado entre varias corrientes de agua y del que una gran parte quedó inundada, el agua había desapareciendo, dejando un suelo completamente cubierto de una capa de color arena, constataron periodistas de la AFP.

Si no fuera por la presencia de rótulos de comercios escritos en japonés, la escena parecería del lejano oeste.

Socorristas en uniforme azul recorrían las calles cubiertas de desperdicios arrastrados por la corriente, mientras los habitantes comenzaban a limpiar la zona.

"Me casé aquí y construimos esta casa dos años después de nuestra boda, aquí criamos a nuestros hijos, que ya son adultos, está lleno de recuerdos", contó a la AFP Fumiko Inokuchi, de 61 años y madre de tres hijos.

"Vi cómo mi casa se hundía sin que yo pudiera hacer nada, absolutamente nada, me sentía impotente", narró con los ojos llenos de lágrimas.

Los equipos de rescate japoneses se esforzaban este martes por hallar supervivientes, aunque las probabilidades se desvanecían, entre los destrozos dejadas por las intensas lluvias caídas en el oeste de Japón, donde al menos 141 personas fallecieron.

Las autoridades no tienen noticias de una decenas de personas, señaló el portavoz gubernamental Yoshihide Suga, aunque los medios daban un balance de desaparecidos muy superior.

"Los 75 mil policías, bomberos, soldados de las Fuerzas de Autodefensa [apelación del ejército japonés] y guardacostas hacen lo máximo posible" por ayudar a los afectados, destacó Suga.

Las búsquedas y trabajos de limpieza proseguían bajo un intenso sol, con temperaturas previstas de 35ºC a la sombra, "y este tiempo soleado durará al menos una semana", añadió Suga.

En esas circunstancias, es necesaria "una gran vigilancia" por el riesgo de insolación y golpes de calor, así como por la posibilidad de que se produzcan nuevos corrimientos de tierra, insistió el vocero.

Las inéditas precipitaciones registradas entre el viernes y el domingo provocaron unas terribles inundaciones, riadas de barro e importantes daños que dejaron atrapados a numerosos habitantes, a pesar de que se habían emitido órdenes --no obligatorias-- y recomendaciones de evacuación para millones de personas.

En el barrio de Mabi de Kurashiki, situado entre varias corrientes de agua y del que una gran parte quedó inundada, el agua había desapareciendo, dejando un suelo completamente cubierto de una capa de color arena, constataron periodistas de la AFP.

Si no fuera por la presencia de rótulos de comercios escritos en japonés, la escena parecería del lejano oeste.

Socorristas en uniforme azul recorrían las calles cubiertas de desperdicios arrastrados por la corriente, mientras los habitantes comenzaban a limpiar la zona.

"Me casé aquí y construimos esta casa dos años después de nuestra boda, aquí criamos a nuestros hijos, que ya son adultos, está lleno de recuerdos", contó a la AFP Fumiko Inokuchi, de 61 años y madre de tres hijos.

"Vi cómo mi casa se hundía sin que yo pudiera hacer nada, absolutamente nada, me sentía impotente", narró con los ojos llenos de lágrimas.

Local

Registran calidad del aire dañina para niños y enfermos

Se manifestó en nivel categorizado con el naranja y sería peligroso para los grupos de personas sensibles a la contaminación

Policiaca

Detienen a joven con mota en San Felipe

Gracias a los operativos que se realizan en coordinación con los diversos grupos policíacos de la entidad

Policiaca

Joven asalta camión de pasajeros

Cuenta con un largo historial por robo

Futbol

Tras cuatro partidos ganados, Santiago Solari ya es entrenador del Real Madrid

El argentino, Solari firmó contrato y dejó de ser técnico interino del equipo blanco

Futbol

Omar bravo, a un gol de igualar a Salvador Reyes, la máxima leyenda

El gol más esperado para el delantero de las Chivas, Omar Bravo, tardó en llegar más de lo que le hubiera gustado.

Local

A través de redes reportan caída de Facebook

En la plataforma Twitter ya son cientos los usuarios que están dando a conocer la falla

Policiaca

Detienen a joven con mota en San Felipe

Gracias a los operativos que se realizan en coordinación con los diversos grupos policíacos de la entidad

Política

AMLO se reúne con Mauricio Vila, gobernador de Yucatán

Este encuentro se dio momentos antes de la reunión que el presidente electo sostiene con mandatarios de los estados por los que transitará el Tren Maya.

Policiaca

Joven asalta camión de pasajeros

Cuenta con un largo historial por robo