/ sábado 14 de julio de 2018

El drama de los niños migrantes en EU

La dura imagen de estos niños inmigrantes solos ante el juez es una escena cada vez más frecuente en las cortes de inmigración de todo EU

TUCSON, EU. Algunos tienen menos de cinco años y dicen su nombre con dificultad, pero eso no exime a los niños separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos con México de comparecer ante un juez de inmigración, en muchos casos sin siquiera un abogado.

La dura imagen de estos niños inmigrantes solos ante el juez es una escena cada vez más frecuente en las cortes de inmigración de todo EU.

"Son niños tan pequeños que cuando les preguntas ¿Cómo se llama tu papa? Ellos responden: 'papá', y ¿tu mama?: 'mamá'", dice Yliana Johansen Méndez, abogada del Immigrant Defenders Law Center con base en Los Ángeles.

La presencia de menores frente a una corte de inmigración no es algo nuevo, pero sí lo es que los convocados a las audiencias sean niños de tan corta edad como uno, dos o tres años.

"Antes teníamos jóvenes de 14 o 15 años que podían explicar a la corte sus casos, sin embargo ahorita, con las separaciones familiares que tuvimos en la frontera, estamos teniendo más casos de menores mucho más pequeños, niños que apenas si pueden decir su nombre", dice la abogada.

Desde abril pasado, como parte de la política de "tolerancia cero" con la inmigración ilegal que sigue la administración del presidente Donald Trump, los niños son separados de sus padres nada más cruzar la frontera con México.

En medio de una ola de indignación popular por esas separaciones, un juez de California había ordenado al Gobierno que entregue a los cerca de tres mil niños separados a sus padres y fijó plazos para ello, que en el caso de los 102 menores de cinco años no se cumplió.

"Sin sus padres, sin un familiar a su lado, sin un abogado, estos niños están realmente solos", considera la abogada, quien ha representado a varios de estos menores en la corte.

Para que no comparezcan completamente solos, abogados como Johansen Méndez se presentan junto al menor como "amigo de la corte" y en su nombre solicitan al juez más tiempo antes de que decida sobre su deportación, con el argumento de que el niño está en proceso de ser reunificado con sus padres o entregado a un tutor legal en Estados Unidos.

Esos abogados están entre las pocas personas que son testigos de las audiencias, dado que estos casos son vistos a puerta cerrada y solo frente a un seleccionado grupo de personas.

Johansen-Méndez relata que los niños inmigrantes más pequeños son llevados a la corte en grupos de aproximadamente diez a quince.

"Sinceramente creo que muchos de ellos ni siquiera entienden que están en una corte de inmigración, la corte es un lugar frío, donde solo están el juez, el abogado del gobierno y los intérpretes," señala la abogada.

No se ha hecho adaptación alguna de las instalaciones para niños de tan corta edad, no hay juguetes para distraerlos, no pueden llevar comida y solo se pueden ver "bancas con niños".

Sin embargo, algunos comienzan a jugar, a brincar, porque no pueden estar quietos, mientras otros solo quieren ver a sus padres, quieren estar con ellos nuevamente.

Ante la falta de imágenes públicas de la comparecencia, la cineasta Linda Freeman se decidió a realizar el video "Solo en América", que ha tenido un gran impacto en las redes sociales.

El video muestra a dos pequeños, un niño y una niña, sentados frente a un juez de inmigración. Sus pies ni siquiera tocan el piso y en sus caras se puede ver temor y confusión.

Con la ayuda de unos audífonos escuchan al juez, que les pregunta si tienen un abogado o si saben qué es un abogado. A lo que los niños responden "no" o "no sé".

Johansen-Méndez indica que una vez que los menores salen de los albergues y son entregados a sus padres, familiar o tutor legal en Estados Unidos les corresponde a ellos el contratar un abogado para que los represente ante una corte de inmigración.

Tanto es así, que en los últimos tiempos se están viendo casos de padres que fueron separados en la frontera de sus hijos que optan por firmar su deportación para que les regresen más pronto a sus hijos.

TUCSON, EU. Algunos tienen menos de cinco años y dicen su nombre con dificultad, pero eso no exime a los niños separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos con México de comparecer ante un juez de inmigración, en muchos casos sin siquiera un abogado.

La dura imagen de estos niños inmigrantes solos ante el juez es una escena cada vez más frecuente en las cortes de inmigración de todo EU.

"Son niños tan pequeños que cuando les preguntas ¿Cómo se llama tu papa? Ellos responden: 'papá', y ¿tu mama?: 'mamá'", dice Yliana Johansen Méndez, abogada del Immigrant Defenders Law Center con base en Los Ángeles.

La presencia de menores frente a una corte de inmigración no es algo nuevo, pero sí lo es que los convocados a las audiencias sean niños de tan corta edad como uno, dos o tres años.

"Antes teníamos jóvenes de 14 o 15 años que podían explicar a la corte sus casos, sin embargo ahorita, con las separaciones familiares que tuvimos en la frontera, estamos teniendo más casos de menores mucho más pequeños, niños que apenas si pueden decir su nombre", dice la abogada.

Desde abril pasado, como parte de la política de "tolerancia cero" con la inmigración ilegal que sigue la administración del presidente Donald Trump, los niños son separados de sus padres nada más cruzar la frontera con México.

En medio de una ola de indignación popular por esas separaciones, un juez de California había ordenado al Gobierno que entregue a los cerca de tres mil niños separados a sus padres y fijó plazos para ello, que en el caso de los 102 menores de cinco años no se cumplió.

"Sin sus padres, sin un familiar a su lado, sin un abogado, estos niños están realmente solos", considera la abogada, quien ha representado a varios de estos menores en la corte.

Para que no comparezcan completamente solos, abogados como Johansen Méndez se presentan junto al menor como "amigo de la corte" y en su nombre solicitan al juez más tiempo antes de que decida sobre su deportación, con el argumento de que el niño está en proceso de ser reunificado con sus padres o entregado a un tutor legal en Estados Unidos.

Esos abogados están entre las pocas personas que son testigos de las audiencias, dado que estos casos son vistos a puerta cerrada y solo frente a un seleccionado grupo de personas.

Johansen-Méndez relata que los niños inmigrantes más pequeños son llevados a la corte en grupos de aproximadamente diez a quince.

"Sinceramente creo que muchos de ellos ni siquiera entienden que están en una corte de inmigración, la corte es un lugar frío, donde solo están el juez, el abogado del gobierno y los intérpretes," señala la abogada.

No se ha hecho adaptación alguna de las instalaciones para niños de tan corta edad, no hay juguetes para distraerlos, no pueden llevar comida y solo se pueden ver "bancas con niños".

Sin embargo, algunos comienzan a jugar, a brincar, porque no pueden estar quietos, mientras otros solo quieren ver a sus padres, quieren estar con ellos nuevamente.

Ante la falta de imágenes públicas de la comparecencia, la cineasta Linda Freeman se decidió a realizar el video "Solo en América", que ha tenido un gran impacto en las redes sociales.

El video muestra a dos pequeños, un niño y una niña, sentados frente a un juez de inmigración. Sus pies ni siquiera tocan el piso y en sus caras se puede ver temor y confusión.

Con la ayuda de unos audífonos escuchan al juez, que les pregunta si tienen un abogado o si saben qué es un abogado. A lo que los niños responden "no" o "no sé".

Johansen-Méndez indica que una vez que los menores salen de los albergues y son entregados a sus padres, familiar o tutor legal en Estados Unidos les corresponde a ellos el contratar un abogado para que los represente ante una corte de inmigración.

Tanto es así, que en los últimos tiempos se están viendo casos de padres que fueron separados en la frontera de sus hijos que optan por firmar su deportación para que les regresen más pronto a sus hijos.

Local

Destinos para viajar en Semana Santa

Baja California y Sonora tienen lugares maravillosos donde puedes disfrutar de tus vacaciones a unas cuantas horas de Mexicali.

Policiaca

Provoca menor fuerte colisión en San Felipe; muere mexicalense

Circulaba a exceso de velocidad sobre la calle Paseo de las Misiones, en el puerto de San Felipe

Local

Carlos recibe llamado para ser Jesucristo

Este viernes la Parroquia San Juan de los Lagos hará el recorrido por la colonia Alamitos

Mundo

Narcotraficante del Cártel de Sinaloa se declara culpable y evita juicio en EU

Jesús Beltrán León es cuñado de uno de los hijos de "El Chapo" Guzmán y estuvo involucrado en el transporte de drogas por avión desde México a Estados Unidos en junio de 2013

Local

Define IEE lineamientos y moderadores para debates de candidatos

Los de Gobernador se harán el 28 de abril en Tijuana, el 12 de mayo en Mexicali y el 20 de mayo en Ensenada

Local

Avanza éxodo vacacional a San Felipe

Por la mañana la ocupación hotelera se encontraba en un 57%

Virales

Tras furor de Benito Juárez y AMLO, escultor potosino ahora recrea a Cantinflas

Ejidatarios de la hacienda "El Detalle" ubicado en la huasteca, fue el escenario para develar la donación de esta nueva escultura del potosino Amado Montalvo

Local

Entra PGJE a la búsqueda de mujer estadounidense

Las áreas de investigación indagarán la situación para determinar qué sucedió en San Felipe con la mujer de 67 años

Local

Carlos recibe llamado para ser Jesucristo

Este viernes la Parroquia San Juan de los Lagos hará el recorrido por la colonia Alamitos