imagotipo

Japón ejecuta en la horca a dos presos por asesinato

  • Notimex
  • en Mundo

Tokio, 13 Jul (Notimex).- Japón ahorcó hoy a dos presos sentenciados a muerte, entre ellos uno condenado por múltiples asesinatos y que buscaba un nuevo juicio, por lo que suman 19 los ejecutados desde que el primer ministro Shinzo Abe llegó al poder en diciembre de 2012, informó el Ministerio japonés de Justicia.

El ministro japonés de Justicia, Katsutoshi Kaneda, ordenó las ejecuciones de los dos hombres, las primeras que se aplican en el país desde noviembre pasado.

Masakatsu Nishikawa, de 61 años de edad y quien había presentado una apelación para un nuevo juicio, fue ejecutado en la horca en el Centro de Detención de Osaka tras ser hallado culpable del asesinato de cuatro mujeres en la prefectura de Hyogo en 1991 y 1992.

El otro preso ejecutado en el Centro de Detención de Hiroshina fue Koichi Sumida, de 34 años y quien se había declarado culpable del asesinato de una compañera de trabajo cometido en septiembre de 2011, precisó el ministerio de Justicia, citado por la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Japón es el único país industrializado junto con Estados Unidos que mantiene la pena de muerte y su negativa a abandonar esta práctica es duramente criticada por organizaciones internacionales de derechos humanos.

Tras las ejecuciones de este jueves, Amnistía Internacional (AI) afirmó que el uso persistente de la pena de muerte por el gobierno de Japón es una demostración de desprecio por el derecho a la vida.

“Las ejecuciones de hoy muestran el grave desprecio del gobierno japonés por el derecho a la vida. La pena de muerte no hace justicia en ningún caso, y es la forma más extrema de pena cruel e inhumana”, dijo Hiroka Shoji, investigador de AI sobre Asia oriental..

AI tacha de “cruel” la legislación japonesa, en la que se estipula entre otras cosas que los condenados a muerte han de ser ahorcados, permanecer incomunicados hasta que se aplíquela pena y recibir la noticia de su ejecución pocas horas antes de llevarse a cabo.

En octubre de 2016, la Federación de Abogados de Japón aprobó por primera vez la adopción de una declaración contra la pena de muerte en el país asiático, en la que abogan por sustituirla por la cadena perpetua para el año 2020.

Sin embargo, el ministro de Justicia ha expresado su oposición a abolir la pena de muerte, al argumentar las cifras que arrojan las encuestas, donde más del 80 por ciento de los japoneses se pronuncia a favor de la pena capital en el país, donde hay 124 personas recluidas en espera de ejecución.

NTX/I/GMP/FJ/