/ viernes 28 de diciembre de 2018

OEA amenaza con expulsar a Nicaragua

Luis Almagro toma medidas contra el gobierno de Daniel Ortega con el apoyo de cinco países

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció el inicio del proceso para aplicar la Carta Democrática a Nicaragua, que abre la puerta a la suspensión del país del organismo, con el respaldo de cinco países: Argentina, Colombia, Chile, EU y Perú.

"Nos vemos obligados a empezar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana", dijo Almagro durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA.

La Carta Democrática es un instrumento jurídico que, en sus artículos 20 y 21, contempla trámites diplomáticos contra un miembro donde haya "una alteración del orden constitucional" y, de fracasar las gestiones, allana el proceso para su suspensión, con lo que dejaría de participar en los programas del organismo.

Para aprobar la suspensión, la mayor forma de sanción que tiene la OEA, son necesarios 24 votos, dos tercios de los 34 países que son miembros activos del organismo (Cuba pertenece a la institución pero no participa en ella desde 1962).

En sus 70 años de historia, la OEA sólo ha suspendido a dos Estados (Cuba y Honduras); mientras que en su Asamblea General de este año dio un primer paso para iniciar ese proceso con Venezuela.

En su discurso, Almagro no se refirió a la suspensión y se limitó a anunciar el inicio de la aplicación del artículo 20, algo que puede hacer como secretario general y que le permite convocar de manera "inmediata" un Consejo Permanente que podría iniciar las gestiones diplomáticas con Nicaragua.

En la sesión de ayer, cinco Estados miembros (Argentina, Colombia, Chile, EU y Perú) se mostraron a favor de evaluar la situación en Nicaragua mediante la Carta Democrática, una opción que también respaldó la vicepresidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Esmeralda Arosemena de Troitiño.

"La CIDH llama a los Estados Miembros de la OEA a rechazar las violaciones a los derechos humanos, los actos de represión contra la población nicaragüense y a considerar el cumplimiento de las condiciones que hacen aplicable la Carta Democrática Interamericana al país", afirmó Arosemena de Troitiño.

La embajadora argentina, Paula Berto, fue más contundente al asegurar que el gobierno de Ortega está cometiendo "terrorismo de Estado" y adelantó: "Muchos Estados estamos pensando en la aplicación de la Carta Democrática, muchos de nuestros Estados estamos pensando en una reunión de consulta extraordinaria".

En reacción a todas esas críticas, el embajador de Nicaragua ante la OEA, Luis Alvarado, repitió sus acusaciones contra EU de "injerencia" y apuntó que Almagro está actuando de forma "acusadora y amenazante" al haber iniciado el proceso para aplicar la Carta a su país.

Alvarado contó con el apoyo de la representación de Venezuela, que subrayó que EU tiene una "política de agresión permanente" hacia Nicaragua; y de Bolivia, que pidió al organismo "propiciar un escenario de diálogo sin imposiciones".

Fuera de la OEA, una decena de nicaragüenses se concentró con banderas blancas y azules, símbolo de las protestas.

Los nicaragüenses increparon a su llegada al organismo a Alvarado, representante de Nicaragua al que llamaron "asesino" y al que pidieron que no sea "cómplice" de la "represión" de Ortega.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció el inicio del proceso para aplicar la Carta Democrática a Nicaragua, que abre la puerta a la suspensión del país del organismo, con el respaldo de cinco países: Argentina, Colombia, Chile, EU y Perú.

"Nos vemos obligados a empezar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana", dijo Almagro durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA.

La Carta Democrática es un instrumento jurídico que, en sus artículos 20 y 21, contempla trámites diplomáticos contra un miembro donde haya "una alteración del orden constitucional" y, de fracasar las gestiones, allana el proceso para su suspensión, con lo que dejaría de participar en los programas del organismo.

Para aprobar la suspensión, la mayor forma de sanción que tiene la OEA, son necesarios 24 votos, dos tercios de los 34 países que son miembros activos del organismo (Cuba pertenece a la institución pero no participa en ella desde 1962).

En sus 70 años de historia, la OEA sólo ha suspendido a dos Estados (Cuba y Honduras); mientras que en su Asamblea General de este año dio un primer paso para iniciar ese proceso con Venezuela.

En su discurso, Almagro no se refirió a la suspensión y se limitó a anunciar el inicio de la aplicación del artículo 20, algo que puede hacer como secretario general y que le permite convocar de manera "inmediata" un Consejo Permanente que podría iniciar las gestiones diplomáticas con Nicaragua.

En la sesión de ayer, cinco Estados miembros (Argentina, Colombia, Chile, EU y Perú) se mostraron a favor de evaluar la situación en Nicaragua mediante la Carta Democrática, una opción que también respaldó la vicepresidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Esmeralda Arosemena de Troitiño.

"La CIDH llama a los Estados Miembros de la OEA a rechazar las violaciones a los derechos humanos, los actos de represión contra la población nicaragüense y a considerar el cumplimiento de las condiciones que hacen aplicable la Carta Democrática Interamericana al país", afirmó Arosemena de Troitiño.

La embajadora argentina, Paula Berto, fue más contundente al asegurar que el gobierno de Ortega está cometiendo "terrorismo de Estado" y adelantó: "Muchos Estados estamos pensando en la aplicación de la Carta Democrática, muchos de nuestros Estados estamos pensando en una reunión de consulta extraordinaria".

En reacción a todas esas críticas, el embajador de Nicaragua ante la OEA, Luis Alvarado, repitió sus acusaciones contra EU de "injerencia" y apuntó que Almagro está actuando de forma "acusadora y amenazante" al haber iniciado el proceso para aplicar la Carta a su país.

Alvarado contó con el apoyo de la representación de Venezuela, que subrayó que EU tiene una "política de agresión permanente" hacia Nicaragua; y de Bolivia, que pidió al organismo "propiciar un escenario de diálogo sin imposiciones".

Fuera de la OEA, una decena de nicaragüenses se concentró con banderas blancas y azules, símbolo de las protestas.

Los nicaragüenses increparon a su llegada al organismo a Alvarado, representante de Nicaragua al que llamaron "asesino" y al que pidieron que no sea "cómplice" de la "represión" de Ortega.

Local

Esperan que estado borre corrupción en transporte público

La problemática histórica del transporte público municipal es que los ediles y encargados de las direcciones no suelen dar continuidad a los proyectos

Local

Promoverán inhabilitación de Jaime Bonilla

El aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Alejandro Rojas Díaz-Durán, expuso que tanto los legisladores como el gobernador electo, violaron los estatutos de Morena

Local

Postura Oficial del Gobierno del Estado al recibir la "Ley Bonilla"

Ya publicada dicha norma, entra en vigor al día siguiente.

Policiaca

No cesa la violencia en Tijuana; matan a 6 durante el martes

El cadáver de una mujer fue localizada sin brazos y piernas en Urbi Villa del Prado

Deportes

Sultanes Vs Águilas

Se enfrentan en el estadio de Sultanes en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Local

Esperan que estado borre corrupción en transporte público

La problemática histórica del transporte público municipal es que los ediles y encargados de las direcciones no suelen dar continuidad a los proyectos

Gossip

Esto es lo que podrás ver en la plataforma de Disney +

La plataforma de streaming contará con material del Universo Marvel y Star Wars

Local

Promoverán inhabilitación de Jaime Bonilla

El aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Alejandro Rojas Díaz-Durán, expuso que tanto los legisladores como el gobernador electo, violaron los estatutos de Morena

Local

Víctimas de ciberacoso en el desamparo legal

Debe ser prioridad para diputados legislar el problema creciente.