imagotipo

Gigantesco incendio en el parque Marán

  • Juan Galván
  • en Policíaca

Cientos de trabajadores de la fábrica Newell Rubbermaid y otras que están en el Parque Industrial Marán debieron de ser desalojados al desatarse un gigantesco incendio que acabó con una bodega de dicha factoría ubicada en la calzada Terán Terán, entre las carreteras a San Luis y San Felipe, en la zona suroriente de Mexicali.

El siniestro dejó pérdidas millonarias aún pendientes de cuantificar. Solo tres personas recibieron atención médica por intoxicación por humo y un bombero.

Decenas de bomberos de Mexicali -entre efectivos y voluntarios- se concentraron en el lugar para combatir las llamas que se elevaban por encima del edificio y cuya columna se pudo ver desde kilómetros de distancia, tanto en el valle de Mexicali como de Imperial, incluso un automovilista se paró en La Rumorosa y tomó una gráfica.

El siniestro se desató poco antes del mediodía en los almacenes de lo que parece ser la fábrica de plumas, plumones y otros productos de escritura hechos a base de hule y para sus procesos utilizan toneladas de plásticos, pinturas y solventes, los cuales fueron consumidos por las llamas.

En el lugar se concentraron además de los bomberos, agentes municipales y de Tránsito, elementos de la PEP, soldados del Ejército Mexicano y las brigadas de emergencia de la CESPM y de la CFE. Además gracias a los protocolos de emergencia de la empresa se pudo desalojar rápidamente al personal sin contratiempos e incluso se contó con transporte para su movilización.

No se dieron a conocer las identidades de las personas que resultaron afectadas por crisis nerviosas por la aspiración de humo, solo se dijo que eran dos varones, una mujer y un bombero, este último por fatiga y aspiración, por lo que se les trasladó a las clínicas del IMSS locales.

Carlos Álvarez, subdirector de Bomberos, informó que a las 20:00 horas cuando menos 40 elementos se encontraban aún trabajando con cinco máquinas y debido a las características del fuego y la gran cantidad de material flamable, trabajaron para concentrar el fuego en una sola área de la planta para evitar que se pasara a otro lugar, por lo que su combate podría llevar aún varias horas.