imagotipo

Casi provoca una tragedia

  • Redacción LA VOZ en Línea
  • en Policíaca

A punto estuvo de provocar una tragedia el conductor de un auto al estrellarse a toda velocidad contra una estación de gasolina.

Como consecuencia del accidente las bombas del local se prendieron junto a un auto que era atendido. Este incidente ocurrió en el cruce de la avenida Michoacán y Bahía de los Ángeles en la colonia Baja California la madrugada de hoy.

Los vehículos involucrados son un Nissan Sentra, modelo 2010, negro, cuyo conductor perdió el control y se fue a impactar contra la guarnición que protege el letrero del despacho de combustible proyectandose contra una de las bombas y un Toyota modelo ’88 que estaba abasteciéndose.

Al momento de la colisión, la máquina despachadora con dos bombas comenzó a arder, solo la atingencia de los empleados evitó un desastre pues activaron el botón de paro que hace que se corte el flujo del carburante y se generara una explosión en cadena. Además utilizaron los extintores del local para apagar las llamas.

El reporte de Tránsito Municipal indica que el Sentra circulaba rumbo al Poniente por la Michoacán y al llegar a Bahía de los Ángeles se pasó el alto y se proyectó hacia la derecha, derribando un poste de Telnor, un caballete de anuncio, la guarnición de la jardinera que resguardaba el letrero de la estación 1933, y un exhibidor de aceites, impactando finalmente con las bombas que comenzaron a arder.

Gustavo Díaz Patiño, de 45 años, dijo que eran las 04:00 horas cuando estaba dentro de la oficina y escuchó un tremendo ruido; al mirar por la ventana vio un vehículo negro que entraba a toda velocidad al negocio y se estrellaba contra las bombas 5 y 6.

El conductor y su acompañante aprovecharon la confusión para darse a la fuga, pero su imagen quedó grabada en los videos del comercio, cuyos propietarios ya interpusieron las querellas correspondientes.

Por fortuna no se reportaron lesionados.