imagotipo

Desmantelan banda de ladrones “feisbukeros”

  • Redacción LA VOZ en Línea
  • en Policíaca

Luego de realizar discretas investigaciones en relación con una denuncia que hizo una víctima acerca de un robo y privación de la libertad, un incauto que deslumbrado por la “belleza” de una joven mujer que lo dejó requerirla de amores vía las redes sociales, al llegar al sitio donde se llevaría a cabo la entrevista romántica le cayeron encima tres sujetos que lo atacaron.

La identidad de la víctima se reservó por razones obvias, pero se encomió el hecho de que se armara de valor y denunciara a esta banda que es investigada, toda vez que se presume habrían realizado más de esta clase de delitos que no fueron denunciados.

Los detenidos son Cristal Michell “N”, de 24 años, alias “La Cristaluca”; Luis Antonio “N”, de 24; alias “El Desir” y Víctor “N”, de 31 años, alias “La Vitola”, además también aseguraron Rubén “N”, de 20 años, quien está relacionado en varios NUC por robo de vehículo con violencia y forma esporádicamente parte de esta banda.

La víctima fue contactada por la “Kristalucha” con un perfil falso de la red social, bañada, cambiada y maquillada, daba el “gatazo” y le llenó el ojo al hombre que durante varios días estuvo “chateando” con la joven, hasta que se animó a invitarla a salir. La chica accedió y el hombre fue por ella a su casa en el fraccionamiento Misión del Ángel donde lo invitó a pasar.

Ya dentro se le echaron encima dos sujetos que lo tundieron a golpes y lo amarraron para esculcarlo, ya sin resistencia le quitaron las llaves del auto, su cartera de la que sacaron sus tarjetas bancarias y luego lo metieron a la cajuela y lo llevaron a un cajero automático para sacar dinero.

Una vez que lograron “ordeñar” sus tarjetas, lo llevaron hasta un terreno solitario en la colonia Ahumadita donde lo dejaron cerca de la “granja para menores” donde lo arrojaron aún atado.

Elementos de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales al dar seguimiento a la denuncia lograron ubicar a la mujer y a los cómplices. Así lograron saber que este grupo se dedicaba al robo de vehículos, pero usando el Facebook habían logrado una manera en la que prácticamente las víctimas se les entregaban.

La mujer y sus cómplices fueron asegurados por agentes de la Procuraduría General de Justicia de la Unidad Contra Robo de Vehículos.

Se logró saber que formaban parte de una banda de robacarros violentos que conseguían a sus víctimas a través de redes sociales, por lo que la investigación sigue, ya que se presume podría haber más víctimas.

El grupo enfrenta cargos por privación ilegal de la libertad, robo de vehículo y robo con violencia.