imagotipo

Invaden “tienditas” al valle de Mexicali

  • Redacción LA VOZ en Línea
  • en Policíaca

El valle de Mexicali padece problemas de inseguridad pública y adicción a las drogas, asuntos que se complican por la falta de recursos económicos para mejorar las condiciones del sistema policial, consideró la presidenta del Consejo Agropecuario de Baja California (CABC).

Judith Méndez expresó que si es difícil en la ciudad mantener la seguridad, donde hay una concentración de la población, en la zona rural es más complicado al estar lejos de las estaciones de Policía y contar con un servicio limitado, ya que hay pocas patrullas.

La lejanía entre los predios hace más difícil el acceso, por lo que los agricultores están sujetos a robo de pozos y cableado, “si en la ciudad lo resienten, en el campo se resiente todavía más”.
Además, agregó, “hay mucha drogadicción; lo que vemos es que hay gran contaminación que está llegando a las zonas rurales donde no habíamos visto el crimen organizado, estas pequeñas ‘tienditas’ han llegado ya a todas las zonas del valle…”.

“Eso ha propiciado también la violencia donde no hay lugares de esparcimiento para los jóvenes, donde para obtener mayor educación se tienen que trasladar a Mexicali o para San Luis (Río Colorado) y no hay una línea de transporte que les apoye…”.

Entonces se va fomentando la drogadicción, “es un círculo vicioso” y una “desintegración social, eso es lo más doloroso que estamos viendo, la desintegración de las familias”.

Esa “descomposición social” afecta a las empresas, ya que se trata de la mano de obra con la que se cuenta.

Sin recursos

En cuanto a la respuesta de las autoridades respecto al tema dijo: “Desafortunadamente siempre nos van a decir que no hay recursos… (que) ‘estamos en recortes presupuestales”.

“Cuando no tienes la infraestructura para darle vehículos a los policías, con los sueldos que pueden ser de 10 mil, 12 mil pesos al mes, muchos de ellos no quieren arriesgar a dar la vida porque realmente es muy difícil que una persona con un sueldo tan bajo se arriesgue a cuidarte el patrimonio, a tus hijos, a tu familia, a tu empresa, cuando ellos mismos ni siquiera tienen las herramientas para hacerlo”.

La presidenta del CABC refirió que se tiene que hacer una redirección de los recursos y la gente que tiene como objetivo proteger a la sociedad tenga los elementos para estar tranquilos y que haya seguridad para sus familias, “porque ellos arriesgan su vida y a veces ni seguro tienen”.

Sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal manifestó que los tienen en una situación de desesperación, “ya llegó para quedarse, pero no estamos preparados”.

“El sistema cambia las reglas del juego, ahora todo tiene que ser a través de evidencias, los policías deben desarrollar una serie de factores para poder determinar que una persona es culpable, pero si esos policías no tienen herramientas y no están capacitados, entonces todo se puede perder en la Corte”.