/ viernes 8 de diciembre de 2023

Voces tenebrosas: La leyenda del Krampus

Durante diciembre, no todo es regalos y felicidad, estas fechas también esconden su lado oscuro

A lo largo de diciembre cuando las noches son tan frías que calan tus huesos y no encuentras nada para disipar los escalofríos que recorren tu cuerpo, cuando logras escuchar el sonido de un cencerro y unas viejas cadenas arrastrarse por el suelo… ten mucho cuidado, pues son signos de un mal augurio… señales de que Krampus está cerca…

Esta criatura, un ser que camina en dos patas cuya apariencia se asemeja a las de las cabras, con cuernos largos que se retuercen, tiene el único objetivo de castigar y llevarse a aquellos niños que se portaron mal durante el año.

LEYENDA

Durante diciembre, cuando las noches son más largas, los niños deben dormir temprano… Pero dos pequeños hermanos vigilan por la ventana a la espera de ver al viejo hombre de barba blanca que lleva un traje rojo y un saco lleno de aquellos regalos que han estado esperando durante meses: Santa Claus.

-Niños, ya deben de irse a dormir… sino, Santa no vendrá

Los hermanos voltean a ver a su madre por un segundo antes de regresar la mirada a la ventana. Ignorando la orden que les dio.

Emma y Alan, de ocho y seis años respectivamente, eran dos niños mimados, lo que los pequeños hermanos querían lo tenían. Su padre, un hombre acomodado llenaba su ausencia con todo lo que sus hijos deseaban, una fiesta de cumpleaños con 100 invitados o un pequeño zoológico, el celular más nuevo o la ropa de marca que solo usaban un par de veces. Por otra parte, su madre no sabía decirles que no a sus angelitos.

Sin duda alguna Emma y Alan eran los niños más consentidos de todos. Esto los llevó a tener una mala actitud ante todo… esto los llevó a toparse con Krampus….

La madre, sin ánimos de discutir con sus hijos y vencida por el sueño, dejó a los niños esperando en la ventana.

-!Creo que vi algo! -anunció Alan, apuntando con el dedo al exterior

-!Sí, sí!, lo vi- se unió Emma, a la celebración.

-Se ve algo raro… tal vez solo sea un vago.

-Por qué tarda tanto -se quejó Emma mientras daba un pisotón

En un parpadeo todas las luces de la sala se apagaron, dejando a los hermanos casi en penumbra, la única luz que lograba iluminar era la del árbol navideño…. De repente un golpe !pum!...un ruido en la chimenea, era como si algo pesado estuviera bajando por ella. ¿Un hombre? no, una extraña criatura con garras en vez de manos… su boca estaba poblada por colmillos. Recorrió la habitación hasta que encontró a los niños, asustados ante aquella imagen. La criatura se alzó sobre ellos:

-¿Fueron buenos niños? -preguntó una gélida y áspera voz.

Los hermanos no pudieron gritar, estaban en shock ¿qué era eso? ¿qué quería?

- Niños, niños, niños… ¿Fueron buenos? -repitió Krampus mientras se acercaba sigilosamente a las dos figuras aterradas, que apenas pudieron asentir.

-iMIENTEN¡ -su grito era casi animal. Con sus sucias garras tomó a los chiquillos, arrastrándolos al exterior… perdiéndose en la nieve.

A lo largo de diciembre cuando las noches son tan frías que calan tus huesos y no encuentras nada para disipar los escalofríos que recorren tu cuerpo, cuando logras escuchar el sonido de un cencerro y unas viejas cadenas arrastrarse por el suelo… ten mucho cuidado, pues son signos de un mal augurio… señales de que Krampus está cerca…

Esta criatura, un ser que camina en dos patas cuya apariencia se asemeja a las de las cabras, con cuernos largos que se retuercen, tiene el único objetivo de castigar y llevarse a aquellos niños que se portaron mal durante el año.

LEYENDA

Durante diciembre, cuando las noches son más largas, los niños deben dormir temprano… Pero dos pequeños hermanos vigilan por la ventana a la espera de ver al viejo hombre de barba blanca que lleva un traje rojo y un saco lleno de aquellos regalos que han estado esperando durante meses: Santa Claus.

-Niños, ya deben de irse a dormir… sino, Santa no vendrá

Los hermanos voltean a ver a su madre por un segundo antes de regresar la mirada a la ventana. Ignorando la orden que les dio.

Emma y Alan, de ocho y seis años respectivamente, eran dos niños mimados, lo que los pequeños hermanos querían lo tenían. Su padre, un hombre acomodado llenaba su ausencia con todo lo que sus hijos deseaban, una fiesta de cumpleaños con 100 invitados o un pequeño zoológico, el celular más nuevo o la ropa de marca que solo usaban un par de veces. Por otra parte, su madre no sabía decirles que no a sus angelitos.

Sin duda alguna Emma y Alan eran los niños más consentidos de todos. Esto los llevó a tener una mala actitud ante todo… esto los llevó a toparse con Krampus….

La madre, sin ánimos de discutir con sus hijos y vencida por el sueño, dejó a los niños esperando en la ventana.

-!Creo que vi algo! -anunció Alan, apuntando con el dedo al exterior

-!Sí, sí!, lo vi- se unió Emma, a la celebración.

-Se ve algo raro… tal vez solo sea un vago.

-Por qué tarda tanto -se quejó Emma mientras daba un pisotón

En un parpadeo todas las luces de la sala se apagaron, dejando a los hermanos casi en penumbra, la única luz que lograba iluminar era la del árbol navideño…. De repente un golpe !pum!...un ruido en la chimenea, era como si algo pesado estuviera bajando por ella. ¿Un hombre? no, una extraña criatura con garras en vez de manos… su boca estaba poblada por colmillos. Recorrió la habitación hasta que encontró a los niños, asustados ante aquella imagen. La criatura se alzó sobre ellos:

-¿Fueron buenos niños? -preguntó una gélida y áspera voz.

Los hermanos no pudieron gritar, estaban en shock ¿qué era eso? ¿qué quería?

- Niños, niños, niños… ¿Fueron buenos? -repitió Krampus mientras se acercaba sigilosamente a las dos figuras aterradas, que apenas pudieron asentir.

-iMIENTEN¡ -su grito era casi animal. Con sus sucias garras tomó a los chiquillos, arrastrándolos al exterior… perdiéndose en la nieve.

Local

Aprueban permitir cambio de género en infancias y adolescencias trans

Fue aprobado el dictamen número 43 de la Comisión de Igualdad de Género y Juventudes con 14 votos a favor, 6 en contra y una abstención

Local

Confirman tercera muerte por golpe de calor

Se trata de un adulto mayor de 62 años que laboraba en el Valle de Mexicali.

Local

Llaman a habilitar opción para reportar maltrato animal

La aplicación para teléfonos inteligentes “Yo participo” dejó de tenerla

Local

Persisten trabas en solicitudes de cambio de género ante Registro Civil

Esto a pesar de que la reforma de 2021 buscó facilitar el proceso para las personas de la comunidad trans

Local

Presentan 61 impugnaciones contra resultados de la elección

Todas las impugnaciones se presentaron ante el Tribunal Electoral local, confirmó el secretario ejecutivo del IEEBC

Local

Sentencian con 139 años a responsables de desaparición de jóvenes en El Relajo

La jueza de control exigió a los medios de comunicación no divulgar los datos personales de los dos sentenciados