/ martes 23 de julio de 2019

Grupo México ofrece colaborar para superar clausura de terminal marítima

En información enviada a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa señaló que continuarán colaborando con la autoridad en estricto apego a la normatividad ambiental

Luego de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausurara de manera parcial y temporal su Terminal Marítima de Guaymas, Sonora, tras el derrame de ácido sulfúrico, Grupo México aseguró que desconoce los motivos o causas de esta medida y confió en que se levante una vez satisfecho el procedimiento.

En información enviada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), señaló que continuarán aportando a la autoridad todos los elementos que sean necesarios para brindar la certeza respecto la operación en estricto apego a la normatividad ambiental.

“Esperamos que la autoridad ambiental levante la clausura parcial y temporal una vez satisfecho este procedimiento… No esperamos impacto en las operaciones debido a que esta terminal tiene programado el próximo embarque hasta finales de agosto”, afirmó.

La compañía recordó que el pasado 9 de julio en su Terminal Marítima de Guaymas se presentó un incidente que ocasionó la liberación de unos tres metros cúbicos de ácido sulfúrico al mar de la zona portuaria industrial.

Derivado de este incidente, el 10 de julio, personal de la Profepa realizó una primera visita de inspección en la que concluyó que sí se ejecutaron las medidas inmediatas para contener los materiales liberados y no se hizo referencia alguna a la existencia de impactos negativos al ambiente derivados del incidente.

Mientras que el pasado 19 de julio, la Procuraduría concluyó una segunda visita en las instalaciones para realizar una inspección, en la que ordenó una clausura parcial y temporal, únicamente respecto al proceso de almacenamiento y conducción de ácido sulfúrico en la terminal, con el argumento de la falta de autorización de impacto ambiental.

De acuerdo con Grupo México, esas obras y actividades iniciaron su operación desde 1979, en forma previa a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente de 1988, por lo cual no requiere la obtención de dicha autorización.

Por lo anterior, estas licencias no son un requisito para las empresas que operaban con anterioridad; además, se otorgó la Certificación de Industria Limpia de Profeoa para esa instalación en 2009, obteniéndose posteriormente cuatro renovaciones de la certificación (de dos años de vigencia cada una).

Luego de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausurara de manera parcial y temporal su Terminal Marítima de Guaymas, Sonora, tras el derrame de ácido sulfúrico, Grupo México aseguró que desconoce los motivos o causas de esta medida y confió en que se levante una vez satisfecho el procedimiento.

En información enviada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), señaló que continuarán aportando a la autoridad todos los elementos que sean necesarios para brindar la certeza respecto la operación en estricto apego a la normatividad ambiental.

“Esperamos que la autoridad ambiental levante la clausura parcial y temporal una vez satisfecho este procedimiento… No esperamos impacto en las operaciones debido a que esta terminal tiene programado el próximo embarque hasta finales de agosto”, afirmó.

La compañía recordó que el pasado 9 de julio en su Terminal Marítima de Guaymas se presentó un incidente que ocasionó la liberación de unos tres metros cúbicos de ácido sulfúrico al mar de la zona portuaria industrial.

Derivado de este incidente, el 10 de julio, personal de la Profepa realizó una primera visita de inspección en la que concluyó que sí se ejecutaron las medidas inmediatas para contener los materiales liberados y no se hizo referencia alguna a la existencia de impactos negativos al ambiente derivados del incidente.

Mientras que el pasado 19 de julio, la Procuraduría concluyó una segunda visita en las instalaciones para realizar una inspección, en la que ordenó una clausura parcial y temporal, únicamente respecto al proceso de almacenamiento y conducción de ácido sulfúrico en la terminal, con el argumento de la falta de autorización de impacto ambiental.

De acuerdo con Grupo México, esas obras y actividades iniciaron su operación desde 1979, en forma previa a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente de 1988, por lo cual no requiere la obtención de dicha autorización.

Por lo anterior, estas licencias no son un requisito para las empresas que operaban con anterioridad; además, se otorgó la Certificación de Industria Limpia de Profeoa para esa instalación en 2009, obteniéndose posteriormente cuatro renovaciones de la certificación (de dos años de vigencia cada una).

Local

Continúan sin medicamentos y quimioterapia mujeres con cáncer en Baja California

Algunas de las paciente han tenido que suspender sus tratamientos

Local

El PRI ve una mega alianza para sacar al actual gobierno

El dirigente del Comité Directivo Estatal del partido, reconoció las pláticas con otros partido políticos, de cara al proceso electoral en Baja California

Sociedad

Penal Puente Grande ya estaba subutilizado

Desde julio y agosto, el Gobierno federal comenzó con el traslado de presos al penal de Buenavista

Finanzas

Se recuperan 653 mil empleos en agosto

El sector informal ya retomó 70% del terreno perdido, las fuentes formales llevan menos de la mitad

Celebridades

Intensamente | Sí habrá película sobre la 4T: Damián Alcázar

Es uno de los actores más respetados de México, no solo por su trabajo actoral, sino por sus convicciones políticas, que defiende siempre con pasión y convencimiento

Gossip

Luis Miguel y José José, entre la música que sonó en la pandemia

El cambio en el estado de ánimo durante el confinamiento, se reflejó en el contenido que se escuchó. Las canciones de Luis Miguel y José José entre lo más consultado

Local

Deja más de 71 mdp la Baja 500 en San Felipe

Hubo un respiro para los comercios del puerto cachanilla a raíz de este evento deportivo

Mundo

Covid desnuda la vulnerabilidad de pueblos indígenas y sus derechos

Los pueblos autóctonos han sido reconocidos como grupos particularmente vulnerables por las autoridades de salud