/ viernes 29 de marzo de 2024

Falta plan de contingencia ambiental, en tiempo real: OCCAMM

Es necesario poder hacer predicciones para alertar a la población, señala activista

En el plan de contingencia recientemente aprobado por el Consejo Ambiental de Protección al Ambiente de Baja California, en el que participan organizaciones de la sociedad civil, para la directora ejecutiva del Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey (OCCAMM), éste debería estar actualizado de tal manera en que se puedan hacer proyecciones de una contingencia y así poder advertir a la población al menos 12 horas antes.

Selene Martínez Guajardo, directora de dicho observatorio, refirió que el plan de contingencia aprobado hace un mes por el Consejo Ambiental de esta entidad fronteriza tomó los valores de referencia del mismo plan, pero de Monterrey, lo que es, a su consideración, muy permisivo, es decir es muy bajo con relación a la alta contaminación que existe en aquella ciudad, respecto a los niveles que pueden llegarse a registrar en algunas ciudades en Baja California, como en Mexicali.

“Hay una fórmula que se mezcla y entonces se ve en una tabla y los valores para decretar las alertas. Pero los valores son muy altos. Uno de los dos criterios, Baja California solo tomó los de material particulado y no tomó en cuenta otros contaminantes como el dióxido de nitrógeno, el ácido de azufre. Solo toma las partículas, los valores son muy altos y se basan en normas muy antiguas”, comentó.

La norma que debería sdebería ser actualizada precisamente para disminuir los niveles más altos permitidos en el ambiente.

El 25 de enero del presente se publicó la Norma Oficial Mexicana NOM-172-SEMARNAT-2023, con la que se actualiza la norma que databa del 2019. La publicada este año delimita de una manera más rigurosa con límites menos altos entre cada banda o bandera, de acuerdo con el Índice de Aire y Salud, los que corresponden a la medición de la calidad del aire que se maneja en México.

Aunque la norma entrará en vigor el 23 de julio de 2024, hay algunos valores que empiezan su vigencia desde enero de este año, por ello los gobiernos debieron ajustar los nuevos límites de las banderas, lo cual no se hizo en el plan de contingencia.

Las bandas son los intervalos de concentraciones de contaminantes que califican el nivel de contaminación del aire y su probabilidad de afectación a la salud humana.

“Lo que está sucediendo es que se están tomando valores de Nuevo León para aplicarlos en Baja California cuando precisamente nos hemos expresado sobre nuestro programa que es muy permisivo y no es oportuno para proteger la salud”, indicó.

Un ejemplo de una ciudad donde sí se aplican planes de contingencia de manera oportuna es el de la Ciudad de México, en donde se utiliza a la ciencia, a la normatividad y a la comunicación efectiva, para determinar qué se tiene que hacer cuando hay una mala calidad del aire.

Para la activista, es un error que el gobierno de Baja California tome en cuenta un plan como el que se aplica en Nuevo León, en el que solo se informa sobre lo que ocurre en tiempo real, sin la posibilidad de hacer una predicción.

“(Como está actualmente el plan nos da información apenas al momento y no un día antes para que la población pueda planear sus actividades al día siguiente, donde todo mundo sabe qué hacer y se reconoce que sí hay contingencia al otro día, hay aspectos que cambian en la vida diaria de las personas”, expuso.

Para Martínez Guajardo, la acción más urgente que debería propiciar el Consejo Ambiental de esta entidad, es reducir los valores, a unos que realmente protejan a la salud de la ciudadanía.

“Sí usamos el índice de aire y salud, la concentración que estamos midiendo y comunicando, es mucho más oportuna y si ese índice de aire y salud marca que estamos en valores altos, entonces estamos siendo mucho más oportunos al decretar una alerta o contingencia”, precisó.

Entre los elementos que se debe analizar está si los niveles de contaminación permitidos en el plan van de acuerdo con las condiciones particulares de Baja California, entre éstas la cantidad de industrias que operan en cada municipio, la cantidad de parque vehicular, al igual que las mismas condiciones geográficas de cada ciudad.

“La dinámica del aire a lo mejor puede hacer que su programa esté centrado en otra cosa. Por ejemplo, entiendo que Mexicali es un área plana. En cambio, en el área metropolitana de Monterrey estamos rodeados de montañas y es un valle. Esas características deberían tomarse en cuenta”, finalizó.

En el plan de contingencia recientemente aprobado por el Consejo Ambiental de Protección al Ambiente de Baja California, en el que participan organizaciones de la sociedad civil, para la directora ejecutiva del Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey (OCCAMM), éste debería estar actualizado de tal manera en que se puedan hacer proyecciones de una contingencia y así poder advertir a la población al menos 12 horas antes.

Selene Martínez Guajardo, directora de dicho observatorio, refirió que el plan de contingencia aprobado hace un mes por el Consejo Ambiental de esta entidad fronteriza tomó los valores de referencia del mismo plan, pero de Monterrey, lo que es, a su consideración, muy permisivo, es decir es muy bajo con relación a la alta contaminación que existe en aquella ciudad, respecto a los niveles que pueden llegarse a registrar en algunas ciudades en Baja California, como en Mexicali.

“Hay una fórmula que se mezcla y entonces se ve en una tabla y los valores para decretar las alertas. Pero los valores son muy altos. Uno de los dos criterios, Baja California solo tomó los de material particulado y no tomó en cuenta otros contaminantes como el dióxido de nitrógeno, el ácido de azufre. Solo toma las partículas, los valores son muy altos y se basan en normas muy antiguas”, comentó.

La norma que debería sdebería ser actualizada precisamente para disminuir los niveles más altos permitidos en el ambiente.

El 25 de enero del presente se publicó la Norma Oficial Mexicana NOM-172-SEMARNAT-2023, con la que se actualiza la norma que databa del 2019. La publicada este año delimita de una manera más rigurosa con límites menos altos entre cada banda o bandera, de acuerdo con el Índice de Aire y Salud, los que corresponden a la medición de la calidad del aire que se maneja en México.

Aunque la norma entrará en vigor el 23 de julio de 2024, hay algunos valores que empiezan su vigencia desde enero de este año, por ello los gobiernos debieron ajustar los nuevos límites de las banderas, lo cual no se hizo en el plan de contingencia.

Las bandas son los intervalos de concentraciones de contaminantes que califican el nivel de contaminación del aire y su probabilidad de afectación a la salud humana.

“Lo que está sucediendo es que se están tomando valores de Nuevo León para aplicarlos en Baja California cuando precisamente nos hemos expresado sobre nuestro programa que es muy permisivo y no es oportuno para proteger la salud”, indicó.

Un ejemplo de una ciudad donde sí se aplican planes de contingencia de manera oportuna es el de la Ciudad de México, en donde se utiliza a la ciencia, a la normatividad y a la comunicación efectiva, para determinar qué se tiene que hacer cuando hay una mala calidad del aire.

Para la activista, es un error que el gobierno de Baja California tome en cuenta un plan como el que se aplica en Nuevo León, en el que solo se informa sobre lo que ocurre en tiempo real, sin la posibilidad de hacer una predicción.

“(Como está actualmente el plan nos da información apenas al momento y no un día antes para que la población pueda planear sus actividades al día siguiente, donde todo mundo sabe qué hacer y se reconoce que sí hay contingencia al otro día, hay aspectos que cambian en la vida diaria de las personas”, expuso.

Para Martínez Guajardo, la acción más urgente que debería propiciar el Consejo Ambiental de esta entidad, es reducir los valores, a unos que realmente protejan a la salud de la ciudadanía.

“Sí usamos el índice de aire y salud, la concentración que estamos midiendo y comunicando, es mucho más oportuna y si ese índice de aire y salud marca que estamos en valores altos, entonces estamos siendo mucho más oportunos al decretar una alerta o contingencia”, precisó.

Entre los elementos que se debe analizar está si los niveles de contaminación permitidos en el plan van de acuerdo con las condiciones particulares de Baja California, entre éstas la cantidad de industrias que operan en cada municipio, la cantidad de parque vehicular, al igual que las mismas condiciones geográficas de cada ciudad.

“La dinámica del aire a lo mejor puede hacer que su programa esté centrado en otra cosa. Por ejemplo, entiendo que Mexicali es un área plana. En cambio, en el área metropolitana de Monterrey estamos rodeados de montañas y es un valle. Esas características deberían tomarse en cuenta”, finalizó.

Local

Colaboran para apagar incendio en relleno sanitario administrado por PASA

Al cierre de la nota, se dijo que se estaba conteniendo el incendio, de donde continúa generando una estela de humo.

Policiaca

Lanzan bombas molotov a un bar ubicado sobre la Benito Juárez

Se desconoce el vehículo o los presuntos responsables del ilícito.

Local

Emiten fallo condenatorio contra acusados relacionados al caso del bar El Relajo

El próximo jueves 20 de junio a las 09:00 horas, se llevará a cabo la audiencia donde dictaminarán los años de sentencia en contra de los dos imputados

Local

Baja el nivel de agua de la presa Hoover

Desde el año 1999, la cuenca del Río Colorado se encuentra en una de las sequías más largas e intensas de los últimos 100 año

Local

Buscan que menores puedan cambiar su género en el acta de nacimiento

Desde el 2021, personas mayores de 18 años pueden solicitar legalmente su cambio de género en el acta de nacimiento

Local

Gastan comercios doble en energía durante el verano: Canirac

Algunos establecimientos modifican sus horarios o cierran algunos días para tratar de bajar su consumo, indicaron representantes de organismos empresariales