/ sábado 19 de enero de 2019

Pulpitos tejidos apoyan a bebés cachanillas

Se trata de una práctica que inició en Dinamarca en 2012

En cada cunero del área de Neonatología en el Hospital Materno Infantil de Mexicali (HMI) hay un muñeco tejido en forma de pulpo, sencillo, colorido y de gran apoyo en la recuperación de los bebés que nacen de forma prematura.

Se trata de una práctica que inició en Dinamarca en 2012 cuando tejedoras altruistas donaron los pulpos tejidos con gancho para dar calma a los bebés ya que sus tentáculos en forma espiral asemejan el cordón umbilical.

La técnica se aplica en Mexicali desde hace unas semanas luego de que el club “tejiendo sueños” entregó varios pulpos al HMI.

Foto Sergio Caro


Juan Ángel de León Garza, médico neonatólogo del nosocomio, destacó que los bebés prematuros tienen necesidades especiales y sus cuidadores deben ser sensibles en su atención para que tengan un adecuado neurodesarrollo.

“Los tentáculos de estos pulpitos hacen el efecto del cordón umbilical cuando el bebé está dentro del vientre materno, ahí dentro los bebés tienen movimientos y muchas veces toman el cordón”.

Los bebés prematuros encuentran en esos pulpitos gancho un ambiente similar al vientre de la madre sintiéndose seguro.

“Nosotros en la unidad de terapia intensiva hacemos como si fuera un nicho o un nido para simular el vientre y aunado al tentáculo de los pulpitos hay mayor protección para el bebé que se siente más este ambiente”.

En cada cunero del área de Neonatología en el Hospital Materno Infantil de Mexicali (HMI) hay un muñeco tejido en forma de pulpo, sencillo, colorido y de gran apoyo en la recuperación de los bebés que nacen de forma prematura.

Se trata de una práctica que inició en Dinamarca en 2012 cuando tejedoras altruistas donaron los pulpos tejidos con gancho para dar calma a los bebés ya que sus tentáculos en forma espiral asemejan el cordón umbilical.

La técnica se aplica en Mexicali desde hace unas semanas luego de que el club “tejiendo sueños” entregó varios pulpos al HMI.

Foto Sergio Caro


Juan Ángel de León Garza, médico neonatólogo del nosocomio, destacó que los bebés prematuros tienen necesidades especiales y sus cuidadores deben ser sensibles en su atención para que tengan un adecuado neurodesarrollo.

“Los tentáculos de estos pulpitos hacen el efecto del cordón umbilical cuando el bebé está dentro del vientre materno, ahí dentro los bebés tienen movimientos y muchas veces toman el cordón”.

Los bebés prematuros encuentran en esos pulpitos gancho un ambiente similar al vientre de la madre sintiéndose seguro.

“Nosotros en la unidad de terapia intensiva hacemos como si fuera un nicho o un nido para simular el vientre y aunado al tentáculo de los pulpitos hay mayor protección para el bebé que se siente más este ambiente”.

Local

Canalizan a posibles casos de Covid-19

Si alguien en esa condición le expresa a un Policía que tiene síntomas o bien, si aparenta padecerlo, se le canaliza a recibir una evaluación.

Local

Recupera Anapromex 11 inmuebles en Mexicali

Los cuales fueron cateados y decomisados en un operativo

Local

Doblega Anapromex al gobierno estatal

Los libera un juez y no devolverlos podría costar la destitución del fiscal general: Villanueva

Sociedad

[Exclusiva] Nunca voy a decir que un desaparecido está muerto: Rosario Piedra

Ayotzinapa se convirtió en “la mentira histórica”, afirma la titular de la CNDH, que en todo momento usa palabras de su madre, la líder del Comité Eureka y quien encabezó la lucha por los desaparecidos desde los años 70

Sociedad

México, con mayor tasa de letalidad en Covid-19

Supera a Estados Unidos y Brasil, alertó la Organización Panamericana de la Salud

Sociedad

Zamarripa, el fiscal estatal de Guanajuato cuestionado por ola de violencia

Zamarripa compareció ante los legisladores donde informó sobre los hechos ocurridos en el anexo

Sociedad

Confinamiento no es culpa del narco, responden estados a Segob

Descalifican videos donde supuestamente grupos delincuenciales obligan a los toques de queda

Mundo

El coronavirus ha mutado, alerta la OMS

Reconoce que ninguna vacuna contra el virus está suficientemente avanzada para pronosticar eficacia