/ sábado 7 de julio de 2018

Sergio tiene el remedio y Mexicali lo sabe

El verano anuncia la temporada del tejuino, bebida prehispánica que disfrutan los cachanillas.

El verano mexicalense no solo trae el característico calor de esta ciudad, también anuncia la apertura de la temporada del tejuino, una tradicional bebida prehispánica que sacia la sed, quita el calor y hasta cura la resaca.

El inconfundible letrero blanco con letras rojas la atrajeron, lo reconoce Patricia Corrales, quien llegó junto con su hermana Cecilia a la carreta blanca con amarillo, postrada sobre la avenida Madero, a unos cuantos pasos de LA VOZ DE LA FRONTERA.

Y es más que nada la cálida temperatura que se combinó con la nostalgia, que la llevaron a orillar su vehículo, aproximarse a la carretilla, para saborear la ancestral bebida que degustaba en compañía de su padre cuando era niña.

Reconoce que hacía mucho que no disfrutaba de un buen vaso de tejuino, y qué mejor pretexto que los días cálidos para dar rienda suelta al sentido del gusto con la explosión de contrastes entre acidez, dulce y salado, que ponen fin al calor y a la deshidratación.



El responsable es Sergio Kililo, quien desde hace quince años, presume elaborar el mejor tejuino de Mexicali. Y es que sus ventas han aumentado considerablemente estos últimos días en los que el mercurio del termómetro coquetea con los 50 grados centígrados (122 grados Farenheit) de temperatura, por lo que el calor se ha convertido en su mejor aliado, dijo Sergio, mientras recibe a otro cliente que le pide un vaso de los de a 35 pesos.

Cuando se termina el calor, es entonces que cambia de giro y se dedica a vender elotes, aclaró. Sergio comparte su secreto y revela que un buen tejuino se compone de maíz preparado, piloncillo y canela, todo esto lo coce y lo deja reposar por varios días, una vez fermentado, ya está listo para su venta para agregarle hielo picado, sal de mar, bicarbonato de sodio y limón, lo bate y ya está listo para acabar con los males que aquejen a su cliente, ya sea el calor o bien, los estragos de una noche de fiesta.



Así es que Sergio recomienda un buen tejuino para reponer energías, no por nada es una bebida que tomaban nuestros ancestros, que es considerada como una especie de cerveza de maíz, pero que sobre todo, es una tradición en el inclemente verano cachanilla.


El verano mexicalense no solo trae el característico calor de esta ciudad, también anuncia la apertura de la temporada del tejuino, una tradicional bebida prehispánica que sacia la sed, quita el calor y hasta cura la resaca.

El inconfundible letrero blanco con letras rojas la atrajeron, lo reconoce Patricia Corrales, quien llegó junto con su hermana Cecilia a la carreta blanca con amarillo, postrada sobre la avenida Madero, a unos cuantos pasos de LA VOZ DE LA FRONTERA.

Y es más que nada la cálida temperatura que se combinó con la nostalgia, que la llevaron a orillar su vehículo, aproximarse a la carretilla, para saborear la ancestral bebida que degustaba en compañía de su padre cuando era niña.

Reconoce que hacía mucho que no disfrutaba de un buen vaso de tejuino, y qué mejor pretexto que los días cálidos para dar rienda suelta al sentido del gusto con la explosión de contrastes entre acidez, dulce y salado, que ponen fin al calor y a la deshidratación.



El responsable es Sergio Kililo, quien desde hace quince años, presume elaborar el mejor tejuino de Mexicali. Y es que sus ventas han aumentado considerablemente estos últimos días en los que el mercurio del termómetro coquetea con los 50 grados centígrados (122 grados Farenheit) de temperatura, por lo que el calor se ha convertido en su mejor aliado, dijo Sergio, mientras recibe a otro cliente que le pide un vaso de los de a 35 pesos.

Cuando se termina el calor, es entonces que cambia de giro y se dedica a vender elotes, aclaró. Sergio comparte su secreto y revela que un buen tejuino se compone de maíz preparado, piloncillo y canela, todo esto lo coce y lo deja reposar por varios días, una vez fermentado, ya está listo para su venta para agregarle hielo picado, sal de mar, bicarbonato de sodio y limón, lo bate y ya está listo para acabar con los males que aquejen a su cliente, ya sea el calor o bien, los estragos de una noche de fiesta.



Así es que Sergio recomienda un buen tejuino para reponer energías, no por nada es una bebida que tomaban nuestros ancestros, que es considerada como una especie de cerveza de maíz, pero que sobre todo, es una tradición en el inclemente verano cachanilla.


Local

En Baja California no hay “toque de queda”; “hay toque de conciencia”: Bonilla

La sana distancia es la mejor vacuna contra el coronavirus, aseguró el gobernador

Local

Se incrementan denuncias en centros laborales por COVID-19

Despidos injustifiados y descansos sin pagos, las principales quejas; Tijuana encabeza la lista estatal

OMG!

Muere Martha Avante Barrón, mamá de Los Ángeles Azules

La noticia fue difundida a través de las redes de la agrupación

Salud

L'Oréal México fabricará y donará gel antibacterial para luchar contra Covid-19

Estas acciones forman parte del Programa de Solidaridad de la compañía para Latinoamérica

Deportes

Regresa el basket, pero virtualmente

A partir del 9 de abril iniciará un torneo virtual de baloncesto en el que participarán representantes de algunos de los equipos que conforman la Liga

Deportes

Invade soledad a espacios deportivos

Vacías las canchas y unidades como medida de seguridad para evitar la propagación del Covid-19

Finanzas

Amplia Volkswagen paro de labores hasta el 30 de abril por pandemia

La armadora dio a conocer que mantendrá el salario íntegro de los trabajadores hasta este periodo