/ martes 18 de febrero de 2020

Fisuras en Morena se agravan por crisis interna

Las pugnas por su dirigencia y la falta de definición o registro entre militantes y simpatizantes prevén como resultado una desbandada hacia otros partidos políticos

Hoy Morena vive una crisis y su origen se debe a que nunca se hizo un padrón oficial ante el INE ni como marcan los estatutos del partido.

La disputa que se da entre dos facciones que están controlando la dirigencia nacional y los constantes enfrentamientos, incluso violentos, por las pugnas ideológicas entre grupos internos, esa situación está llevando a ese partido a una descomposición e incluso podrían llevarlo a su desaparición.

Algunos militantes consideran que todo movimiento tiene un final al lograr su objetivo y que Morena ya cumplió su cometido y ahora lo que viene es acompañar al presidente Andrés Manuel López Obrador en las rutas que definan con los nuevos partidos: Redes Sociales Progresistas (RSP) y Partido Encuentro Social (PES), así como sus aliados el Partido del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM).

“El problema que hay en Morena es que el anterior secretario de organización, Gabriel García Hernández, hoy actual coordinador de delegados federales, sólo presentó una lista de afiliados de 400 mil y eso ha creado un caos, ya que los demás están registrados como simpatizantes, pero no están en registro del INE para que puedan votar y ser votados. En este mismo padrón, que entregó Gabriel García, se informa que hay tres millones de afiliados, pero es una lista en la que no vienen las constancias de afiliación y tal parece que fuera un directorio telefónico, por lo que no está constatado como una afiliación oficial ni como lo establecen los estatutos de Morena”, informa Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a la dirigencia nacional del partido.

LAS TRIBUS, ¿PROHIBIDAS?

Para evitar las prácticas que se vivieron en el PRD, Javier Ariel Hidalgo, diputado federal y uno de los fundadores de ese partido, recordó que “en sus estatutos, Morena prohíbe y sanciona la formación de grupos, debido a que en el Sol Azteca se dio de una forma enfermiza esa práctica, situación que dinamitó al partido, por lo cual en Morena se diseñó en los estatutos que se evitará la organización de militantes en grupos, corrientes o expresiones”.

Pero la situación de división ha sido aprovechada por grupos internos del partido, que a pesar de estar prohibidos, han conservado las viejas prácticas de los partidos de donde provenía, pues en varios casos han obtenido candidaturas, moviéndose en función de brindar consultorías, asesorías o contar espacios de elección popular por cuotas tanto en la dirigencia nacional como en los estados del país, situación que sigue ocurriendo actualmente y que viene arreciando por la cercanía del proceso electoral 2021 y originando también enfrentamientos violentos entre la militancia del partido.

En estos grupos están también secretarios de Estado y dirigentes territoriales de todo el país, como el grupo Hidalgo, que fue gente cercana a Miguel Ángel Osorio Chong; así como el Grupo Tamaulipas, círculo cercano al hijo del líder petrolero, Joaquín Hernández Galicia “la Quina”, Joaquín Hernández Correa. Otro de los grupos se observa con el de experredistas que se formaron en la expresión Política Nueva Izquierda (PNI) que fue la base que se desprendió de Guadalupe Acosta Naranjo, de la corriente Red Revolucionaria (REDIR), donde la cabeza visible en Morena es Antonio Rueda Márquez.

Además se encuentra también el grupo que constituye gente de la Corriente izquierda Democrática Nacional (IDN), también del PRD, fundada por René Bejarano Martínez y quien fuera secretario particular de Andrés Manuel López Obrador en el gobierno de la Ciudad de México. Dicho grupo despegó del ahora presidente del Movimiento Nacional por la Esperanza y actualmente han tratado de incidir en las decisiones de Morena por medio del asambleísmo, reavivando viejas prácticas del Sol Azteca, lo que ha provocado revivir odios y resentimientos, los cuales se traducen en enfrentamientos violentos.

DIRIGENCIA SIN ORDEN

Por otro lado, con respecto a los pleitos por la dirigencia, Hidalgo Ponce de León acusó a Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, de ser la única culpable de lo que ocurre en su partido, debido a que no ha cumplido con los mandatos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y por aferrarse a la dirigencia nacional, cuando su tiempo ha concluido, Ponce de León también recordó que hay un mandato del Congreso Nacional Extraordinario del 26 de enero y conminó a Polevnsky a respetar el nombramiento del nuevo dirigente de transición, Alfonso Ramírez Cuéllar. “Lo que está ocurriendo hoy en Morena fue provocado por la secretaria general Polevnsky qué no ha conducido correctamente al partido, perdió el rumbo”, aceptó Ponce. Además, el morenista dijo que Polevnsky debió reponer el padrón de afiliados, el cual tenía que estar listo desde agosto del 2018 y también tuvo que haber organizado al Instituto de Formación Política y la renovación de la dirigencia nacional.

COALICIONES EN VILO

Pero el rompimiento definitivo de Morena y su explosión definitiva podría registrarse con la designación de las candidaturas del 2021, donde podría ser el propio Andrés Manuel López Obrador quien las determine ante el caos que vive su partido y donde se sumarán las nuevas instituciones políticas recién registradas y sus anteriores aliados, como PES, PVEM y PT.

Hoy Morena vive una crisis y su origen se debe a que nunca se hizo un padrón oficial ante el INE ni como marcan los estatutos del partido.

La disputa que se da entre dos facciones que están controlando la dirigencia nacional y los constantes enfrentamientos, incluso violentos, por las pugnas ideológicas entre grupos internos, esa situación está llevando a ese partido a una descomposición e incluso podrían llevarlo a su desaparición.

Algunos militantes consideran que todo movimiento tiene un final al lograr su objetivo y que Morena ya cumplió su cometido y ahora lo que viene es acompañar al presidente Andrés Manuel López Obrador en las rutas que definan con los nuevos partidos: Redes Sociales Progresistas (RSP) y Partido Encuentro Social (PES), así como sus aliados el Partido del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM).

“El problema que hay en Morena es que el anterior secretario de organización, Gabriel García Hernández, hoy actual coordinador de delegados federales, sólo presentó una lista de afiliados de 400 mil y eso ha creado un caos, ya que los demás están registrados como simpatizantes, pero no están en registro del INE para que puedan votar y ser votados. En este mismo padrón, que entregó Gabriel García, se informa que hay tres millones de afiliados, pero es una lista en la que no vienen las constancias de afiliación y tal parece que fuera un directorio telefónico, por lo que no está constatado como una afiliación oficial ni como lo establecen los estatutos de Morena”, informa Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a la dirigencia nacional del partido.

LAS TRIBUS, ¿PROHIBIDAS?

Para evitar las prácticas que se vivieron en el PRD, Javier Ariel Hidalgo, diputado federal y uno de los fundadores de ese partido, recordó que “en sus estatutos, Morena prohíbe y sanciona la formación de grupos, debido a que en el Sol Azteca se dio de una forma enfermiza esa práctica, situación que dinamitó al partido, por lo cual en Morena se diseñó en los estatutos que se evitará la organización de militantes en grupos, corrientes o expresiones”.

Pero la situación de división ha sido aprovechada por grupos internos del partido, que a pesar de estar prohibidos, han conservado las viejas prácticas de los partidos de donde provenía, pues en varios casos han obtenido candidaturas, moviéndose en función de brindar consultorías, asesorías o contar espacios de elección popular por cuotas tanto en la dirigencia nacional como en los estados del país, situación que sigue ocurriendo actualmente y que viene arreciando por la cercanía del proceso electoral 2021 y originando también enfrentamientos violentos entre la militancia del partido.

En estos grupos están también secretarios de Estado y dirigentes territoriales de todo el país, como el grupo Hidalgo, que fue gente cercana a Miguel Ángel Osorio Chong; así como el Grupo Tamaulipas, círculo cercano al hijo del líder petrolero, Joaquín Hernández Galicia “la Quina”, Joaquín Hernández Correa. Otro de los grupos se observa con el de experredistas que se formaron en la expresión Política Nueva Izquierda (PNI) que fue la base que se desprendió de Guadalupe Acosta Naranjo, de la corriente Red Revolucionaria (REDIR), donde la cabeza visible en Morena es Antonio Rueda Márquez.

Además se encuentra también el grupo que constituye gente de la Corriente izquierda Democrática Nacional (IDN), también del PRD, fundada por René Bejarano Martínez y quien fuera secretario particular de Andrés Manuel López Obrador en el gobierno de la Ciudad de México. Dicho grupo despegó del ahora presidente del Movimiento Nacional por la Esperanza y actualmente han tratado de incidir en las decisiones de Morena por medio del asambleísmo, reavivando viejas prácticas del Sol Azteca, lo que ha provocado revivir odios y resentimientos, los cuales se traducen en enfrentamientos violentos.

DIRIGENCIA SIN ORDEN

Por otro lado, con respecto a los pleitos por la dirigencia, Hidalgo Ponce de León acusó a Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, de ser la única culpable de lo que ocurre en su partido, debido a que no ha cumplido con los mandatos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y por aferrarse a la dirigencia nacional, cuando su tiempo ha concluido, Ponce de León también recordó que hay un mandato del Congreso Nacional Extraordinario del 26 de enero y conminó a Polevnsky a respetar el nombramiento del nuevo dirigente de transición, Alfonso Ramírez Cuéllar. “Lo que está ocurriendo hoy en Morena fue provocado por la secretaria general Polevnsky qué no ha conducido correctamente al partido, perdió el rumbo”, aceptó Ponce. Además, el morenista dijo que Polevnsky debió reponer el padrón de afiliados, el cual tenía que estar listo desde agosto del 2018 y también tuvo que haber organizado al Instituto de Formación Política y la renovación de la dirigencia nacional.

COALICIONES EN VILO

Pero el rompimiento definitivo de Morena y su explosión definitiva podría registrarse con la designación de las candidaturas del 2021, donde podría ser el propio Andrés Manuel López Obrador quien las determine ante el caos que vive su partido y donde se sumarán las nuevas instituciones políticas recién registradas y sus anteriores aliados, como PES, PVEM y PT.

Local

En Baja California 93 casos y 7 muertos por COVID-19

De un día a otro en el Estado se encontraron 23 nuevos pacientes contagiados

Local

Acusan a gobiernos de no tomar medidas al entregar apoyos

Deben cambiar la logística para entregar despensa a adultos mayores

Policiaca

Vinculan hombre por robo de vehículo con violencia

Durante incidente despojaron a las víctimas de 3 mil y 3 mil 500 pesos en efectivo

Local

Baja California quinto lugar nacional por COVID-19

Según el último reporte de la Secretaría de Salud, Tijuana reportó un incremento de 20 pacientes confirmados de un día para otro, llegando a 51 enfermos

Deportes

Score cancela la Baja 400

Cambia de fecha la carrera San Felipe 250 

Deportes

Ejercítate junto a tus hijos

El entrenador y exboxeador, Raúl Franco, comparte rutinas para trabajar con niños en casa durante la cuarentena

Policiaca

Buscan joven que cayó en canal, al Sur de Mexicali

Reportes preliminares indican que dos jóvenes habían ingresado al agua, pero uno fue arrastrado por la corriente

Local

Acusan a gobiernos de no tomar medidas al entregar apoyos

Deben cambiar la logística para entregar despensa a adultos mayores