/ lunes 2 de diciembre de 2019

Frenan reformas en Brasil por protestas en América Latina

El ministro de Economía, Paulo Guedes reconoce que el gobierno no quiere dar excusa para hacer “desastre en la calle”

SAO PAULO. El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, reconoció la necesidad de aplazar las reformas económicas para evitar protestas como las que se expanden en países de Latinoamérica.

“Estábamos en un camino. Ahí, de repente, comienza la confusión en América Latina. Desorden, ahí el timing político comienza a cambiar”, dijo Guedes en una entrevista al diario O Globo.

El programa de reformas de Guedes es defendido por el mercado que apoyó fuertemente al ultraderechista Jair Bolsonaro durante la campaña electoral de 2018.

La reforma del sistema de jubilaciones, la primera del paquete, fue aprobada en octubre después de ocho meses de discusiones y en medio de conflictos políticos en la propia base del presidente.

Guedes entregó al Congreso a principios de noviembre tres enmiendas constitucionales. La reforma administrativa que debía ser presentada a continuación ante el Legislativo, fue pospuesta para 2020 a pedido de Bolsonaro, dijo el ministro la semana pasada.

En la entrevista, Guedes aseguró que Bolsonaro continúa respaldando el proyecto de reformas. “El problema es el timing.

No quieres dar una excusa para la gente hacer un desastre en las calles”, dijo. Guedes justificó el lunes en Estados Unidos una redición del AI-5 -decreto de la dictadura brasileña (1964-1985) que eliminó garantías constitucionales- en caso de que la gente salga a “destruir las calles”.

Estas declaraciones fueron criticadas por líderes de los ámbitos Legislativo y Judicial, entre otros, mientras que Guedes dijo que fue malinterpretado.

Contrastado con la inexistencia de manifestaciones violentas en el país, Guedes afirmó que “hay gente convocando”. “Llamar a la calle para manifestaciones pacíficas (...) no es problema. Ahora, llamar a la calle como en Chile y destruir todo fue una locura, irresponsable”.

El ministro no especificó a cuales llamados se refería. En Brasil no se han registrado fuertes estallidos como los que han vivido Colombia, Chile y Bolivia con violentas protestas.

El economista defendió la implementación de las reformas de corte liberal para “retomar el camino del crecimiento sostenible” y reducir así el riesgo de que “suceda lo que sucedió en Argentina”, pero recalcó la necesidad de evaluar el “proceso político” de las mismas.

SAO PAULO. El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, reconoció la necesidad de aplazar las reformas económicas para evitar protestas como las que se expanden en países de Latinoamérica.

“Estábamos en un camino. Ahí, de repente, comienza la confusión en América Latina. Desorden, ahí el timing político comienza a cambiar”, dijo Guedes en una entrevista al diario O Globo.

El programa de reformas de Guedes es defendido por el mercado que apoyó fuertemente al ultraderechista Jair Bolsonaro durante la campaña electoral de 2018.

La reforma del sistema de jubilaciones, la primera del paquete, fue aprobada en octubre después de ocho meses de discusiones y en medio de conflictos políticos en la propia base del presidente.

Guedes entregó al Congreso a principios de noviembre tres enmiendas constitucionales. La reforma administrativa que debía ser presentada a continuación ante el Legislativo, fue pospuesta para 2020 a pedido de Bolsonaro, dijo el ministro la semana pasada.

En la entrevista, Guedes aseguró que Bolsonaro continúa respaldando el proyecto de reformas. “El problema es el timing.

No quieres dar una excusa para la gente hacer un desastre en las calles”, dijo. Guedes justificó el lunes en Estados Unidos una redición del AI-5 -decreto de la dictadura brasileña (1964-1985) que eliminó garantías constitucionales- en caso de que la gente salga a “destruir las calles”.

Estas declaraciones fueron criticadas por líderes de los ámbitos Legislativo y Judicial, entre otros, mientras que Guedes dijo que fue malinterpretado.

Contrastado con la inexistencia de manifestaciones violentas en el país, Guedes afirmó que “hay gente convocando”. “Llamar a la calle para manifestaciones pacíficas (...) no es problema. Ahora, llamar a la calle como en Chile y destruir todo fue una locura, irresponsable”.

El ministro no especificó a cuales llamados se refería. En Brasil no se han registrado fuertes estallidos como los que han vivido Colombia, Chile y Bolivia con violentas protestas.

El economista defendió la implementación de las reformas de corte liberal para “retomar el camino del crecimiento sostenible” y reducir así el riesgo de que “suceda lo que sucedió en Argentina”, pero recalcó la necesidad de evaluar el “proceso político” de las mismas.

Local

Suben los precios de los combustibles por alza del petróleo

Aseguran que a corto plazo no se reflejará en un aumento de los productos básicos

Local

Modifican temporalmente horarios de oficinas estatales

La atención al público será de lunes a viernes de 8:00 a 16 :00 horas

Local

Eventualmente definirán montos de licencia sanitaria: Canirac

Reconocen enojo del sector restaurantero; buscan recaudar con las justificación del Covid-19

Política

Proponen crear figura de Ombudsman digital

El magistrado del TEPJF, José Luis Vargas Valdez, afirmó que se debe acercar la justicia a las personas

Sociedad

Monreal propone agilizar trámite de solicitudes de protección para periodistas

Destacó que la labor periodística y de defensa de derechos humanos es peligrosa y arriesgada para quienes la ejercen

Finanzas

Coparmex replantea salario solidario ante crisis de empleo

La Coparmex asegura que se salvarían 19.9 millones de puestos de trabajo formales; ONG plantea un ingreso mínimo vital

Política

SAT niega que haya terrorismo fiscal

Se pagó 48 por ciento más de devoluciones que en 2018 y 10 por ciento más que en las de 2019

Mundo

Peligra AL por una reapertura apresurada: OPS

Muchos países de la región están presionados por la necesidad de reactivar sus economías devastadas por la pandemia

Mundo

Bolsonaro "promueve una rebelión armada"

El presidente brasileño afirmó en una reunión con sus ministros el pasado 22 de abril que quería armar a la población