/ domingo 8 de julio de 2018

Así es la terrorífica avispa con un gigante aguijón que inyecta huevos al picar

El nuevo insecto se encuentra en la zona de transición extremadamente diversa entre los Andes y la selva baja amazónica

Una nueva especie de avispa descubierta en el Amazonas tiene un aguijón excepcionalmente grande que ha sorprendido incluso a los científicos.

El nuevo insecto, que se encuentra en la zona de transición extremadamente diversa entre los Andes y la selva baja amazónica, usa su aguijón tanto para poner huevos como para inyectar veneno.

En su último estudio, científicos de la Universidad de Turku (Finlandia), en colaboración con colegas de Colombia, España y Venezuela, descubrieron varias especies de avispas amazónicas desconocidas para la ciencia, descritas y nombradas en el último número de la revista Zootaxa.

El aguijón de la nueva avispa parasitoide llamada Clistopyga crassicaudata no solo es largo sino también muy anchp, en comparación con el tamaño de la especie. "He estudiado las avispas de parasitoides tropicales durante mucho tiempo, pero nunca he visto algo así. El aguijón parece un arma feroz", dice el profesor de Investigación de Biodiversidad Ilari E. Saaksjarvi de la Universidad de Turku.

La especie fue descubierta entre los especímenes de insectos recolectados en la zona de transición extremadamente diversa entre los Andes y la selva baja amazónica. La avispa recientemente descrita es diferente a otras especies conocidas debido a su enorme aguijón.

Todas las avispas hembras, como las abejas y los avispones, tienen un aguijón para inyectar veneno o poner huevos. Las avispas parasitoides generalmente tienen un ovopositor largo para poner huevos que es útil para alcanzar a los animales hospedadores que viven dentro de un árbol, por ejemplo. Con el ovipositor, el huevo se coloca sobre o dentro del huésped y, como también funciona como un aguijón, la avispa hembra puede inyectar veneno en su víctima para paralizarla, explica el profesor Saaksjarvi.

Las especies de parasitoides descritas recientemente pertenecen al raro género Clistopyga que se especializa en poner sus huevos en arañas o sacos de huevos de araña. Las avispas buscan arañas que viven en nidos y las paralizan con una inyección rápida de veneno. Entonces la avispa hembra pone sus huevos en la araña y la larva incubadora come a la araña paralizada así como a los posibles huevos de araña o crías.

Una nueva especie de avispa descubierta en el Amazonas tiene un aguijón excepcionalmente grande que ha sorprendido incluso a los científicos.

El nuevo insecto, que se encuentra en la zona de transición extremadamente diversa entre los Andes y la selva baja amazónica, usa su aguijón tanto para poner huevos como para inyectar veneno.

En su último estudio, científicos de la Universidad de Turku (Finlandia), en colaboración con colegas de Colombia, España y Venezuela, descubrieron varias especies de avispas amazónicas desconocidas para la ciencia, descritas y nombradas en el último número de la revista Zootaxa.

El aguijón de la nueva avispa parasitoide llamada Clistopyga crassicaudata no solo es largo sino también muy anchp, en comparación con el tamaño de la especie. "He estudiado las avispas de parasitoides tropicales durante mucho tiempo, pero nunca he visto algo así. El aguijón parece un arma feroz", dice el profesor de Investigación de Biodiversidad Ilari E. Saaksjarvi de la Universidad de Turku.

La especie fue descubierta entre los especímenes de insectos recolectados en la zona de transición extremadamente diversa entre los Andes y la selva baja amazónica. La avispa recientemente descrita es diferente a otras especies conocidas debido a su enorme aguijón.

Todas las avispas hembras, como las abejas y los avispones, tienen un aguijón para inyectar veneno o poner huevos. Las avispas parasitoides generalmente tienen un ovopositor largo para poner huevos que es útil para alcanzar a los animales hospedadores que viven dentro de un árbol, por ejemplo. Con el ovipositor, el huevo se coloca sobre o dentro del huésped y, como también funciona como un aguijón, la avispa hembra puede inyectar veneno en su víctima para paralizarla, explica el profesor Saaksjarvi.

Las especies de parasitoides descritas recientemente pertenecen al raro género Clistopyga que se especializa en poner sus huevos en arañas o sacos de huevos de araña. Las avispas buscan arañas que viven en nidos y las paralizan con una inyección rápida de veneno. Entonces la avispa hembra pone sus huevos en la araña y la larva incubadora come a la araña paralizada así como a los posibles huevos de araña o crías.

Policiaca

Choque sobre carretera Mexicali-Tijuana deja varios heridos

Cuatro personas resultaron heridas, dos de ellos fueron trasladados.

Local

Cuentan 65 réplicas tras sismos

El movimiento de mayor magnitud fue de 4.0° registrado poco después de las 16:00 horas del lunes.

Deportes

Es Alexa Moreno Premio Estatal del Deporte 2019

El Inde que tiene en la Dirección General a David González Camacho y el Jurado Calificador, llevaron a cabo ayer las elecciones en la Sala de Exposición de la Ciudad Deportiva

Finanzas

Gastos de extranjeros "empujan" crecimiento de PIB turístico

El Inegi informó que el PIB turístico creció 0.3% durante este segundo trimestre

Mundo

Hoy inician audiencias públicas contra Trump en Congreso de EU

Donald Trump describe este juicio político en su contra como un intento de "golpe de Estado"

Mundo

¡Lamentable! Koalas mueren por incendios forestales en Australia

El pasado 10 de noviembre, de un total de 500 koalas en la Reserva Natural Lago Innes de Port Macquarie, murieron 350

Sociedad

UNAM busca erradicar violencia, abre consulta para propuestas

La universidad intenta mejorar protección a las mujeres de su comunidad

Política

TEPJF no acepta ninguna presión, afirma Fuentes Barrera

En su informe, el magistrado presidente Felipe Fuentes Barrera aseguró que la justicia en México tiene que cambiar

Mundo

España crea alianza contra cerco político

El gobierno socialista de Pedro Sánchez alcanzó un acuerdo con la izquierda radical ante el avance de Vox