/ lunes 21 de diciembre de 2020

Genera Sonora 23 mil toneladas de residuos peligrosos

Un mal manejo de estos desperdicios podría causar graves daños al medio ambiente y a la salud de las personas

Hermosillo, Son.- En Sonora hay un registro de 2 mil 669 empresas que generan residuos peligrosos, los cuales en su mayoría son productos de la industria textil y automotriz.

La producción y el consumo de bienes y servicios generan inevitablemente algún tipo de residuos. Éstos pueden ser sólidos (ya sea de naturaleza orgánica o inorgánica), líquidos (que incluyen a los que se vierten disueltos como parte de las aguas residuales) y los que escapan en forma de gases.

Todos ellos, de acuerdo a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en función de su composición, tasa de generación y manejo pueden tener efectos muy diversos en la población y el ambiente.

Los residuos se definen como los materiales que se desechan y que necesitan estar sujetos a tratamiento o disposición final con base en lo dispuesto en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos. Se clasifican en tres grupos: residuos sólidos urbanos (RSU), residuos de manejo especial (RME) y residuos peligrosos (RP).

Mabeth Burgos Hernández, docente e investigadora de la Universidad Estatal de Sonora (UES), declaró que un mal manejo de estos desperdicios podría causar graves daños al medio ambiente y a la salud de las personas, sobre todo, aquellos residuos considerados como peligrosos.

La Semarnat tiene enlistados en el padrón de generadores de dichos desperdicios a un total de 2 mil 669 empresas, entre pequeñas, medianas y grandes | Cortesía | @profepa_mx

“Casi todos los residuos que generamos tienen metales pesados que son altamente peligrosos como el mercurio, el plomo, el cadmio que pueden causar desde un cáncer como también afectaciones al sistema nervioso central del ser humano. También estos residuos afectan a los sistemas de los demás organismos y empieza a decrecer las poblaciones animales y las vegetales”, aseveró.

GENERADORES DE RESIDUOS

En el caso particular de Sonora, la Semarnat tiene registradas a un total de 2 mil 669 empresas generadoras de residuos peligrosos, mismos que se encuentran principalmente en los municipios de Hermosillo, Cajeme, Nogales, Guaymas, San Luis Río Colorado, Empalme, Huatabampo y Agua Prieta, entre otros.

Anny Peñuñuri | El Sol de Hermosillo

Del total de empresas enlistadas en dicho padrón, mil 254 son microgeneradoras, mil 222 son pequeñas, mientras que 18 mil 202 son consideradas grandes.

En conjunto, todas estas empresas produjeron desde 2004 a 2019 un total de 23 mil 154 toneladas de residuos peligrosos, es decir, materiales que poseen alguna de las características Cretib que les confieren peligrosidad (Corrosividad, Reactividad, Explosividad, Toxicidad, Inflamabilidad, o Biológico-infecciosos).

Fueron 189 toneladas las que generaron las microempresas, las pequeñas aportaron 4 mil 762 toneladas, las grandes un total de 18 mil 202 toneladas, mientras que sectores como acuacultura, agrícola, alimenticio y artículos desecharon 183, 227, 383 y 649 toneladas respectivamente.

Otras áreas que también generaron RP fueron los de productos de plástico con 201 toneladas, productos metálicos con mil 532, automotriz con 2 mil 8, construcción con mil 439, explotaciones mineras con 2 mil 34, metalúrgica con 2 mil 517, entre otras.

A nivel nacional, Sonora se encuentra en el lugar 18 de entidades que más generan RP, siendo Campeche con 121 mil 586 toneladas, la Zona Metropolitana del Valle de México con 83 mil 644, Chihuahua con 63 mil 110 y Tabasco con 45 mil 935, los lugares donde más emana este tipo de desperdicios.

LO QUE MÁS SE DESECHÓ

La propia Semarnat detalló que lo que más se generó en Sonora fueron residuos sólidos como lo son telas (244 ton), de mantenimiento automotriz (756 ton), metales pesados (2 mil 163 ton) y algunos catalogados como “otros” (6 mil 502 (ton).

También destaca la generación de aceites gastados, siendo lubricantes con 5 mil 410 toneladas el primero en la lista, mientras que hidráulicos fueron 376, solubles 45, dieléctricos 24 y “otros” un total de 760.

El tercer tipo de residuos en la lista fueron los líquidos de proceso, siendo en su mayoría no corrosivos con 2 mil 561 toneladas, mientras que corrosivos se generaron 234.

Asimismo, fueron mil 942 toneladas de desperdicios biológico-infeccioso los que se generaron en la entidad, de los cuales mil 344 fueron no anatómicos, 390 resultaron patológicos, 184 de objetos punzocortantes, 12 de cultivos y cepas, así como 10 de sangre.

Burgos Hernández mencionó que cada empresa generadora tiene que contratar a otras compañías que se dedican al manejo de los RP, los cuales son trasladados a diferentes confinamientos, en este caso ya sea en Nuevo León o en Baja California.

“Los residuos peligrosos son de competencia de la Federación y cada empresa tiene que reportar la generación de residuos peligrosos anualmente y está obligada cada empresa privada a contratar una manejadora de residuos autorizada por Semarnat y ya estas empresas manejadoras de residuos peligrosos las envían a confinamientos”, manifestó.

RESIDUOS EN EL HOGAR

Sin embargo, la especialista indicó que en los hogares no sólo se generan residuos urbanos, sino también algunos que son peligrosos, mismos que llegan a parar a los rellenos sanitarios: situación que no debe pasar desapercibida.

“En la casa-habitación, que es tanta la cantidad que se entrega, se entrega todo revuelto, inclusive los peligrosos van a dar al relleno sanitario, eso es altamente peligroso porque no deben ir residuos peligrosos, llega a fallar la obra ingenieril del relleno sanitario, imagínate, ya también hay contaminación al agua subterránea de material peligroso”, señaló.

Por último, considero que en ese tema ha habido avances, ya que el Ayuntamiento ha instalado centros de acopio para dejar desechos que pueden reutilizarse, así como algunos que contienen sustancias peligrosas, como lo son las pilas, bombillas, electrónicos o aceites.

“El no saber lo que tenemos enfrente, no saber el peligro que tenemos en casa, el peligro de los materiales en el trabajo, el no saber de qué está compuesto cada uno de los insumos que compramos para vivir, ese desconocimiento nos hace no saber dónde tenemos el peligro y no nos hace pensar qué vamos a hacer cuando ya termine su vida útil”, finalizó.

Hermosillo, Son.- En Sonora hay un registro de 2 mil 669 empresas que generan residuos peligrosos, los cuales en su mayoría son productos de la industria textil y automotriz.

La producción y el consumo de bienes y servicios generan inevitablemente algún tipo de residuos. Éstos pueden ser sólidos (ya sea de naturaleza orgánica o inorgánica), líquidos (que incluyen a los que se vierten disueltos como parte de las aguas residuales) y los que escapan en forma de gases.

Todos ellos, de acuerdo a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en función de su composición, tasa de generación y manejo pueden tener efectos muy diversos en la población y el ambiente.

Los residuos se definen como los materiales que se desechan y que necesitan estar sujetos a tratamiento o disposición final con base en lo dispuesto en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos. Se clasifican en tres grupos: residuos sólidos urbanos (RSU), residuos de manejo especial (RME) y residuos peligrosos (RP).

Mabeth Burgos Hernández, docente e investigadora de la Universidad Estatal de Sonora (UES), declaró que un mal manejo de estos desperdicios podría causar graves daños al medio ambiente y a la salud de las personas, sobre todo, aquellos residuos considerados como peligrosos.

La Semarnat tiene enlistados en el padrón de generadores de dichos desperdicios a un total de 2 mil 669 empresas, entre pequeñas, medianas y grandes | Cortesía | @profepa_mx

“Casi todos los residuos que generamos tienen metales pesados que son altamente peligrosos como el mercurio, el plomo, el cadmio que pueden causar desde un cáncer como también afectaciones al sistema nervioso central del ser humano. También estos residuos afectan a los sistemas de los demás organismos y empieza a decrecer las poblaciones animales y las vegetales”, aseveró.

GENERADORES DE RESIDUOS

En el caso particular de Sonora, la Semarnat tiene registradas a un total de 2 mil 669 empresas generadoras de residuos peligrosos, mismos que se encuentran principalmente en los municipios de Hermosillo, Cajeme, Nogales, Guaymas, San Luis Río Colorado, Empalme, Huatabampo y Agua Prieta, entre otros.

Anny Peñuñuri | El Sol de Hermosillo

Del total de empresas enlistadas en dicho padrón, mil 254 son microgeneradoras, mil 222 son pequeñas, mientras que 18 mil 202 son consideradas grandes.

En conjunto, todas estas empresas produjeron desde 2004 a 2019 un total de 23 mil 154 toneladas de residuos peligrosos, es decir, materiales que poseen alguna de las características Cretib que les confieren peligrosidad (Corrosividad, Reactividad, Explosividad, Toxicidad, Inflamabilidad, o Biológico-infecciosos).

Fueron 189 toneladas las que generaron las microempresas, las pequeñas aportaron 4 mil 762 toneladas, las grandes un total de 18 mil 202 toneladas, mientras que sectores como acuacultura, agrícola, alimenticio y artículos desecharon 183, 227, 383 y 649 toneladas respectivamente.

Otras áreas que también generaron RP fueron los de productos de plástico con 201 toneladas, productos metálicos con mil 532, automotriz con 2 mil 8, construcción con mil 439, explotaciones mineras con 2 mil 34, metalúrgica con 2 mil 517, entre otras.

A nivel nacional, Sonora se encuentra en el lugar 18 de entidades que más generan RP, siendo Campeche con 121 mil 586 toneladas, la Zona Metropolitana del Valle de México con 83 mil 644, Chihuahua con 63 mil 110 y Tabasco con 45 mil 935, los lugares donde más emana este tipo de desperdicios.

LO QUE MÁS SE DESECHÓ

La propia Semarnat detalló que lo que más se generó en Sonora fueron residuos sólidos como lo son telas (244 ton), de mantenimiento automotriz (756 ton), metales pesados (2 mil 163 ton) y algunos catalogados como “otros” (6 mil 502 (ton).

También destaca la generación de aceites gastados, siendo lubricantes con 5 mil 410 toneladas el primero en la lista, mientras que hidráulicos fueron 376, solubles 45, dieléctricos 24 y “otros” un total de 760.

El tercer tipo de residuos en la lista fueron los líquidos de proceso, siendo en su mayoría no corrosivos con 2 mil 561 toneladas, mientras que corrosivos se generaron 234.

Asimismo, fueron mil 942 toneladas de desperdicios biológico-infeccioso los que se generaron en la entidad, de los cuales mil 344 fueron no anatómicos, 390 resultaron patológicos, 184 de objetos punzocortantes, 12 de cultivos y cepas, así como 10 de sangre.

Burgos Hernández mencionó que cada empresa generadora tiene que contratar a otras compañías que se dedican al manejo de los RP, los cuales son trasladados a diferentes confinamientos, en este caso ya sea en Nuevo León o en Baja California.

“Los residuos peligrosos son de competencia de la Federación y cada empresa tiene que reportar la generación de residuos peligrosos anualmente y está obligada cada empresa privada a contratar una manejadora de residuos autorizada por Semarnat y ya estas empresas manejadoras de residuos peligrosos las envían a confinamientos”, manifestó.

RESIDUOS EN EL HOGAR

Sin embargo, la especialista indicó que en los hogares no sólo se generan residuos urbanos, sino también algunos que son peligrosos, mismos que llegan a parar a los rellenos sanitarios: situación que no debe pasar desapercibida.

“En la casa-habitación, que es tanta la cantidad que se entrega, se entrega todo revuelto, inclusive los peligrosos van a dar al relleno sanitario, eso es altamente peligroso porque no deben ir residuos peligrosos, llega a fallar la obra ingenieril del relleno sanitario, imagínate, ya también hay contaminación al agua subterránea de material peligroso”, señaló.

Por último, considero que en ese tema ha habido avances, ya que el Ayuntamiento ha instalado centros de acopio para dejar desechos que pueden reutilizarse, así como algunos que contienen sustancias peligrosas, como lo son las pilas, bombillas, electrónicos o aceites.

“El no saber lo que tenemos enfrente, no saber el peligro que tenemos en casa, el peligro de los materiales en el trabajo, el no saber de qué está compuesto cada uno de los insumos que compramos para vivir, ese desconocimiento nos hace no saber dónde tenemos el peligro y no nos hace pensar qué vamos a hacer cuando ya termine su vida útil”, finalizó.

Local

Son padres de familia 21 millones: INEGI

En el censo realizado durante el 2020, 21.2 millones de hombres de 15 y más desempeñan el rol de padre de al menos de un hijo en el seno familiar

Policiaca

Festeja Compuertas 120 años de fundación

Con bailes y un mural representativo brindaron homenaje a este espacio donde inició este municipio

Local

Proyectan cancelar vacunación masiva en Mexicali

Ante el aparente desinterés de la población por vacunarse, el secretario de Salud informó que abrirán micropuntos en plazas comerciales; vacunas sobrantes se enviarán a otro estado

Política

La Cuatroté ya tiene su bendita red social

El administrador de la plataforma pidió recursos a Presidencia de la República para sostener el portal

Finanzas

México registra importaciones récord en granos por caída de producción

La disminución de la producción de frijol, sorgo, maíz y trigo en el país impulsa las compras del exterior

Sociedad

Primaria poblana que ganó rifa de avión presidencial aún no recibe su premio

Una escuela de la Mixteca poblana no ha visto un peso de los 20 millones que logró hace 9 meses

Finanzas

Bancos registran 10 intentos de ciberataque en primera mitad del año

La mayor parte de los ataques de este año se registran en cajeros, señala el Banco de México

Mundo

Talibanes, a punto de controlar Afganistán

La crisis gubernamental llega además en pleno bloqueo de las negociaciones de paz