/ lunes 22 de febrero de 2021

Buscan mejorar el destino final de las llantas usadas entre BC y California

En esta frontera no existe un sistema que brinde certidumbre, por lo que los gobiernos exploran posibles mecanismos

Tijuana.- El reciclaje de llantas tendría el mismo éxito que el del aluminio y mejoraría el destino final de estos productos si existiera un mecanismo para que la Tasa Anticipada de Reciclaje (TAR), ese depósito que el usuario paga al comprar una llanta en Estados Unidos, cruzara con ella al ser importada a México.

Así lo enfatizó José Carmelo Zavala Álvarez, titular de la Subsecretaría de Desarrollo Sustentable del Estado y explicó que en esta frontera sin duda no existe un sistema que brinde certidumbre para esta transferencia, por lo que los gobiernos de California y Baja California exploran mecanismos posibles.

Recordó que el tránsito de una economía lineal a una economía circular implica buscar que cada producto y sus componentes no sean solamente usados y desechados, sino que cumplan diversos ciclos tecnológicos como el reúso, la remanufactura y el reciclaje.

El reciclado de llantas daría origen a nuevos productos como asfalto silencioso.

Afirmó que esta circularidad es la clave para un desarrollo sustentable, de modo que el reúso de llantas es algo virtuoso ambientalmente y no debe limitarse, sino regularse, por ello la apuesta es mantener íntegra esa circularidad, aun cuando crucen fronteras nacionales, con mecanismos innovadores que respeten la jurisdicción de cada país.

“La llanta cruza huérfana la frontera, sin el depósito que el comprador primario pagó cuando era nueva, eso rompe la custodia y el sistema depósito-reembolso, cometiendo un fraude al consumidor, algo que en California puede ser un delito grave, porque lo que pagó como TAR no se aplica correctamente, pese a ser un impuesto etiquetado legalmente”.

Añadió que, como sucede en los programas de colaboración transfronteriza, la idea es que la llanta usada que se importa a Baja California se acompañe de la TAR que el consumidor californiano pagó y aplicar ese recurso para el acopio de llantas de desecho, es algo lógico y legal, por- que ese impuesto se creó para asegurar la correcta disposición final de la llanta.

“El reciclado de las llantas daría origen a nuevos productos como asfalto silencio- so, tartán para pistas de atletismo, topes, durmientes de ferrocarril, impermeabilización y el exitoso sistema de estabilización de taludes diseñado por el ingeniero David Mascareño de Yantek, del que hay numerosos ejemplos en Tijuana y Baja California, taludes que han utilizado más de un millón de llantas”.

Comentó que la circularidad de las llantas resulta obvia, porque hasta con su forma la sugiere, pero esto requiere evitar que se rompa el sistema depósito reembolso que ha resultado tan exitoso en el aluminio, porque el 95% se recicla, demostrando que la minería urbana es más importante que la primaria.

Zavala Álvarez recordó que la colaboración ambiental entre México y Estados Unidos tiene una gran historia de éxitos, desde la Comisión Internacional de Límites y Aguas, los Acuerdos de La Paz y sus legados, como lo son el Programa Integral Ambiental Fronterizo, la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza y Frontera XXI, por mencionar algunos.

Anticipó que aunque la frontera no tiene aún el mecanismo para esta transferencia, los gobiernos de California y Baja California exploran mecanismos posibles y tal vez el Banco de Desarrollo de América del Norte, en el marco de la colaboración fronteriza que promueve, pueda implantar algún sistema adecuado.

Recalcó que la circularidad es un concepto que se promueve en el proyecto de Ley de Economía Circular de Baja California, una ley visionaria para construir futuro cuyo objetivo central es desacoplar el crecimiento económico de la extracción de recursos naturales, una ley de gestión de recursos que va mucho más allá que una ley ambiental o de residuos.

“Claro que debemos enfrentar el gigantesco inventario de residuos, pero conformarnos con eso convertiría a la economía circular en una trampa para seguir con los mismos patrones de producción y consumo; no, esta ley enfatiza el ecodiseño, piensa en el postconsumo y extiende el ciclo de vida del producto y sus partes, construye ciclos tecnológicos”.

El tránsito a una economía circular, agregó, se reflejará en una mejor distribución de productos y servicios, en una distribución de bienestar que combata las terribles asimetrías y fortalezca nuestras capacidades para construir futuro, tarea para la cual los Objetivos de Desarrollo Sostenible trazados por la ONU son una guía y una inspiración.

Además, opinó que entre las muchas lecciones por aprender de la actual pandemia está la necesidad de entender de otra manera el crecimiento económico, puesto que no puede seguirse aceptando el crecimiento infinito a costa del deterioro ambiental y es apremiante que esto sea reconocido como una prioridad por los tomadores de decisiones.

“La circularidad de productos, procesos y servicios es un área para explorar soluciones, para mimetizar los procesos de la naturaleza; mantener la continuidad de flujos de materia y energía en un sistema fragmentado por fronteras sociopolíticas es un reto descomunal, pero el virus nos pone a prueba y si logramos sobrevivir, ése será el camino”, finalizó.

Tijuana.- El reciclaje de llantas tendría el mismo éxito que el del aluminio y mejoraría el destino final de estos productos si existiera un mecanismo para que la Tasa Anticipada de Reciclaje (TAR), ese depósito que el usuario paga al comprar una llanta en Estados Unidos, cruzara con ella al ser importada a México.

Así lo enfatizó José Carmelo Zavala Álvarez, titular de la Subsecretaría de Desarrollo Sustentable del Estado y explicó que en esta frontera sin duda no existe un sistema que brinde certidumbre para esta transferencia, por lo que los gobiernos de California y Baja California exploran mecanismos posibles.

Recordó que el tránsito de una economía lineal a una economía circular implica buscar que cada producto y sus componentes no sean solamente usados y desechados, sino que cumplan diversos ciclos tecnológicos como el reúso, la remanufactura y el reciclaje.

El reciclado de llantas daría origen a nuevos productos como asfalto silencioso.

Afirmó que esta circularidad es la clave para un desarrollo sustentable, de modo que el reúso de llantas es algo virtuoso ambientalmente y no debe limitarse, sino regularse, por ello la apuesta es mantener íntegra esa circularidad, aun cuando crucen fronteras nacionales, con mecanismos innovadores que respeten la jurisdicción de cada país.

“La llanta cruza huérfana la frontera, sin el depósito que el comprador primario pagó cuando era nueva, eso rompe la custodia y el sistema depósito-reembolso, cometiendo un fraude al consumidor, algo que en California puede ser un delito grave, porque lo que pagó como TAR no se aplica correctamente, pese a ser un impuesto etiquetado legalmente”.

Añadió que, como sucede en los programas de colaboración transfronteriza, la idea es que la llanta usada que se importa a Baja California se acompañe de la TAR que el consumidor californiano pagó y aplicar ese recurso para el acopio de llantas de desecho, es algo lógico y legal, por- que ese impuesto se creó para asegurar la correcta disposición final de la llanta.

“El reciclado de las llantas daría origen a nuevos productos como asfalto silencio- so, tartán para pistas de atletismo, topes, durmientes de ferrocarril, impermeabilización y el exitoso sistema de estabilización de taludes diseñado por el ingeniero David Mascareño de Yantek, del que hay numerosos ejemplos en Tijuana y Baja California, taludes que han utilizado más de un millón de llantas”.

Comentó que la circularidad de las llantas resulta obvia, porque hasta con su forma la sugiere, pero esto requiere evitar que se rompa el sistema depósito reembolso que ha resultado tan exitoso en el aluminio, porque el 95% se recicla, demostrando que la minería urbana es más importante que la primaria.

Zavala Álvarez recordó que la colaboración ambiental entre México y Estados Unidos tiene una gran historia de éxitos, desde la Comisión Internacional de Límites y Aguas, los Acuerdos de La Paz y sus legados, como lo son el Programa Integral Ambiental Fronterizo, la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza y Frontera XXI, por mencionar algunos.

Anticipó que aunque la frontera no tiene aún el mecanismo para esta transferencia, los gobiernos de California y Baja California exploran mecanismos posibles y tal vez el Banco de Desarrollo de América del Norte, en el marco de la colaboración fronteriza que promueve, pueda implantar algún sistema adecuado.

Recalcó que la circularidad es un concepto que se promueve en el proyecto de Ley de Economía Circular de Baja California, una ley visionaria para construir futuro cuyo objetivo central es desacoplar el crecimiento económico de la extracción de recursos naturales, una ley de gestión de recursos que va mucho más allá que una ley ambiental o de residuos.

“Claro que debemos enfrentar el gigantesco inventario de residuos, pero conformarnos con eso convertiría a la economía circular en una trampa para seguir con los mismos patrones de producción y consumo; no, esta ley enfatiza el ecodiseño, piensa en el postconsumo y extiende el ciclo de vida del producto y sus partes, construye ciclos tecnológicos”.

El tránsito a una economía circular, agregó, se reflejará en una mejor distribución de productos y servicios, en una distribución de bienestar que combata las terribles asimetrías y fortalezca nuestras capacidades para construir futuro, tarea para la cual los Objetivos de Desarrollo Sostenible trazados por la ONU son una guía y una inspiración.

Además, opinó que entre las muchas lecciones por aprender de la actual pandemia está la necesidad de entender de otra manera el crecimiento económico, puesto que no puede seguirse aceptando el crecimiento infinito a costa del deterioro ambiental y es apremiante que esto sea reconocido como una prioridad por los tomadores de decisiones.

“La circularidad de productos, procesos y servicios es un área para explorar soluciones, para mimetizar los procesos de la naturaleza; mantener la continuidad de flujos de materia y energía en un sistema fragmentado por fronteras sociopolíticas es un reto descomunal, pero el virus nos pone a prueba y si logramos sobrevivir, ése será el camino”, finalizó.

Local

Señalan de extorsión a agentes de la GESI en Los Algodones

Aparte de la inseguridad que vive el valle de Mexicali ahora se suma estos hechos

Local

Baja California, segunda entidad que más usa internet

Se utilizó para bienes y servicios, concretar trámites o gestiones gubernamentales y operaciones bancarias y financieras

Local

Expiden 274 permisos para movilizar productos pecuarios

La mayoría de los permisos han movilizado subproductos a Baja California Sur

Local

Poco que celebrar para el Magisterio Estatal; pandemia impide manifestaciones

Al Gobierno del Estado le reclaman la falta de pago de finiquitos además de denunciar abandono de los líderes sindicales

Gossip

Chucho Rivas graba dueto con Yuridia

Como tú es la nueva canción que crea y canta Chucho Rivas

Política

No hay posibilidades de fraude en las próximas elecciones: Lorenzo Córdova

En México las elecciones y la democracia podrán convivir en un contexto de pandemia y recrearse exitosamente

Sociedad

Reconoce el IMSS labor de enfermeras

Personal de enfermería participó en la Operación Chapultepec, durante la etapa más crítica de la emergencia sanitaria por Covid-19

Gossip

Los Rabanes buscan unir al rock

Emilio Regueira, vocalista del grupo considera que el género enfrenta una crisis debido a la falta de alianzas entre sus exponentes

Gossip

Esta etapa se vive “casi como un milagro”: Love of Lesbian

Love of Lesbian estrena disco y hablan del rumbo de la humanidad en las últimas décadas