/ domingo 23 de enero de 2022

El Asalto a las Tierras: 1937-2022

LA ESPIGA

Mexicali surgió como un regalo de Porfirio Díaz a los inversionistas norteamericanos.Su objetivo fue crear un inmenso enclave algodonero en el Valle de Mexicali.

Los valles y desiertos del Río Colorado fueron vendidos por Guillermo Andrade a los socios capitalistas de las poderosas empresas California Development Company, Colorado River Land Company, Imperial Land Company, así como a la compañía ferroviaria del Sur Pacifico. La Colorado River Land Company presumía que en el “Valle Imperial Mexicano” poseía “El Rancho Algodonero más grande del mundo”.

lavozdelafrontera_admin

Los dueños de las tierras y aguas del Valle de Mexicali arrendaban tierras y aguas de Mexicali al mismo Gobierno del Distrito Norte de BC, a aparceros americanos, chinos, japoneses e hindúes, jornaleros mexicanos trabajaban de sol a sol en estos campos y habitaban en humildes jacales. Algunos afortunados rancheros mexicanos le rentaban parcelas a la Colorado o lograron integrarse a las colonias agrícolas formadas por los gobernadores Esteban Cantú y Abelardo L. Rodríguez.

Mexicanizar las tierras del Valle de Mexicali fue un anhelo justiciero del Partido Liberal Mexicano encabezado por los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón, quienes en febrero de 1911 traen la Revolución Mexicana a BC. Los ideales zapatistas “Tierra y Libertad” y la “Tierra es de quien la trabaja” apenas son escuchados en el Valle de Mexicali. Varios precursores del Movimiento Agrario son apresados y perseguidos, pero la lucha continúa incentivada por la represión ejercida contra los campesinos por las guardias blancas de la Colorado.

Esta situación de injusticia prevaleciente en el Valle de Mexicali fue conocida por el candidato presidencial Lázaro Cárdenas. Al asumir el cargo ejecutivo en 1934 dio inicio su plan sexenal de recuperación de los recursos naturales explotados por extranjeros y que debían ser patrimonio de los mexicanos. En 1936 se da a conocer la Reforma Agraria cardenista, la cual propone expropiar las tierras y aguas mexicanas en manos de extranjeros y de antiguos latifundistas. Para el Valle de Mexicali se expone la necesidad de expropiar el latifundio de la Colorado River Land Company, además se contempla invitar a campesinos mexicanos para poblar con sus familias estas tierras fronterizas; se proyecta crear viviendas, escuelas y caminos, se concibe la creación de una ferrocarril para integrar a BC con la República Mexicana.

Don Hipólito Rentera integra la Federación de Comunidades Agrarias y en un acuerdo se decide que los miembros de esta agrupación tomaran las tierras donde trabajaban, lo cual sucedió el 27 de enero de 1937. A esta acción se le llamó El Asalto a las Tierras.

Este movimiento auspiciado por el gobierno federal puso en movimiento la Reforma Agraria y en poco tiempo se crearon los primeros ejidos colectivos con campesinos mexicanos en el Valle de Mexicali.

A la Colorado River Land Company el gobierno mexicano se comprometió a cubrir la debida indemnización por sus tierras y aguas. Hipólito Renteria y los hermanos Guillén fueron los auténticos líderes del movimiento agrario en el Valle de Mexicali.

La mexicanización del Valle de Mexicali le brindó un nuevo destino a miles de familias de campesinos mexicanos que llegaron para impulsar el progreso social y económico de Baja California.

oscarh1955@yahoo.com.mx


LA ESPIGA

Mexicali surgió como un regalo de Porfirio Díaz a los inversionistas norteamericanos.Su objetivo fue crear un inmenso enclave algodonero en el Valle de Mexicali.

Los valles y desiertos del Río Colorado fueron vendidos por Guillermo Andrade a los socios capitalistas de las poderosas empresas California Development Company, Colorado River Land Company, Imperial Land Company, así como a la compañía ferroviaria del Sur Pacifico. La Colorado River Land Company presumía que en el “Valle Imperial Mexicano” poseía “El Rancho Algodonero más grande del mundo”.

lavozdelafrontera_admin

Los dueños de las tierras y aguas del Valle de Mexicali arrendaban tierras y aguas de Mexicali al mismo Gobierno del Distrito Norte de BC, a aparceros americanos, chinos, japoneses e hindúes, jornaleros mexicanos trabajaban de sol a sol en estos campos y habitaban en humildes jacales. Algunos afortunados rancheros mexicanos le rentaban parcelas a la Colorado o lograron integrarse a las colonias agrícolas formadas por los gobernadores Esteban Cantú y Abelardo L. Rodríguez.

Mexicanizar las tierras del Valle de Mexicali fue un anhelo justiciero del Partido Liberal Mexicano encabezado por los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón, quienes en febrero de 1911 traen la Revolución Mexicana a BC. Los ideales zapatistas “Tierra y Libertad” y la “Tierra es de quien la trabaja” apenas son escuchados en el Valle de Mexicali. Varios precursores del Movimiento Agrario son apresados y perseguidos, pero la lucha continúa incentivada por la represión ejercida contra los campesinos por las guardias blancas de la Colorado.

Esta situación de injusticia prevaleciente en el Valle de Mexicali fue conocida por el candidato presidencial Lázaro Cárdenas. Al asumir el cargo ejecutivo en 1934 dio inicio su plan sexenal de recuperación de los recursos naturales explotados por extranjeros y que debían ser patrimonio de los mexicanos. En 1936 se da a conocer la Reforma Agraria cardenista, la cual propone expropiar las tierras y aguas mexicanas en manos de extranjeros y de antiguos latifundistas. Para el Valle de Mexicali se expone la necesidad de expropiar el latifundio de la Colorado River Land Company, además se contempla invitar a campesinos mexicanos para poblar con sus familias estas tierras fronterizas; se proyecta crear viviendas, escuelas y caminos, se concibe la creación de una ferrocarril para integrar a BC con la República Mexicana.

Don Hipólito Rentera integra la Federación de Comunidades Agrarias y en un acuerdo se decide que los miembros de esta agrupación tomaran las tierras donde trabajaban, lo cual sucedió el 27 de enero de 1937. A esta acción se le llamó El Asalto a las Tierras.

Este movimiento auspiciado por el gobierno federal puso en movimiento la Reforma Agraria y en poco tiempo se crearon los primeros ejidos colectivos con campesinos mexicanos en el Valle de Mexicali.

A la Colorado River Land Company el gobierno mexicano se comprometió a cubrir la debida indemnización por sus tierras y aguas. Hipólito Renteria y los hermanos Guillén fueron los auténticos líderes del movimiento agrario en el Valle de Mexicali.

La mexicanización del Valle de Mexicali le brindó un nuevo destino a miles de familias de campesinos mexicanos que llegaron para impulsar el progreso social y económico de Baja California.

oscarh1955@yahoo.com.mx


ÚLTIMASCOLUMNAS