/ domingo 3 de mayo de 2020

Prolongación de la calle Melgar

LA ESPIGA

En el Periódico Oficial, órgano del Gobierno del Distrito Norte de la Baja California, correspondiente al 31 de mayo de 1920, se publica una reseña de la sesión ordinaria del Ayuntamiento de Mexicali realizada el 27 de marzo de 1920, con la asistencia del presidente municipal Miguel S. Ramos y la presencia de los regidores (llamados también munícipes): Agustín Martínez, Francisco L. Montejano, Miguel Vildósola, Juan Urías, Héctor González, José Y. Pérez, Ángel Vildósola, Bernabé G. González, Ramón Torres, Rafael Corella y Carlos F. Terán.

Después de atender diversos asuntos referidos al Gobierno del Distrito y de las dependencias municipales, así como varias peticiones de ciudadanos mexicalenses, Miguel S. Ramos propone que se lleve a cabo la prolongación de la calle Agustín Melgar “…con el fin de hermosear la población y hacer una calle en donde se puedan cambiar las cantinas que actualmente se encuentran junto a la línea internacional…”.

En su exposición el presidente Miguel S. Ramos expone la necesidad de expropiar varios lotes con el fin de abrir la calle en mención, también deberían cerrarse las cantinas que se encontraban frente a la desembocadura de la calle Melgar. Otra propuesta fue que el ferrocarril InterCalifornia reubicara su patio de maniobras localizado frente a la manzana número 4.

El problema principal a resolver era que la compañía ferroviaria South Pacific decidiera cercar su derecho a vía entorpeciendo el tráfico y la libre circulación entre la garita internacional y la parte suroeste de la ciudad. La prolongación de la calle Agustín Melgar urgía para agilizar el movimiento peatonal y vehicular de norte a sur y viceversa, de la garita internacional hacia Pueblo Nuevo y de ahí hacia la salida a Tijuana.

Otro elemento a considerar para llevar a cabo la prolongación de la calle Melgar era el necesario ordenamiento y reacomodo de las viviendas que obstruían dicha vialidad, la cual era la entrada y salida de la ciudad. Revisando algunas fotos de aquella época nos encontramos casas en medio de una ruta bastante concurrida. Al ser el acceso a la garita internacional, los turistas extranjeros que visitaban la ciudad eran recibidos por un paisaje urbano bastante desagradable.

El Ayuntamiento de Mexicali ofreció facilidades para que se construyeran edificios perfectamente alineados y dotados de una imagen decorosa. Se ofreció construir una biblioteca para contribuir al mejoramiento intelectual de la población. Al declararse de utilidad pública la prolongación de la calle Agustín Melgar (a través de la manzana 4) se procedió a la expropiación de los terrenos necesarios para tal objetivo; se llevaron a cabo los trámites de ley acordando con los propietarios de los lotes afectados su reacomodo en otra sección de la ciudad, incluyendo la firma de las escrituras respectivas.

El presidente municipal, don Miguel S. Ramos, en representación del Ayuntamiento de Mexicali llevó a cabo todas estas gestiones y de esta manera nuestra ciudad contó con una céntrica calle que hasta la actualidad (después de 100 años) continúa siendo de gran relevancia para nuestro Centro Histórico.

oscarh1955@yahoo.com.mx


LA ESPIGA

En el Periódico Oficial, órgano del Gobierno del Distrito Norte de la Baja California, correspondiente al 31 de mayo de 1920, se publica una reseña de la sesión ordinaria del Ayuntamiento de Mexicali realizada el 27 de marzo de 1920, con la asistencia del presidente municipal Miguel S. Ramos y la presencia de los regidores (llamados también munícipes): Agustín Martínez, Francisco L. Montejano, Miguel Vildósola, Juan Urías, Héctor González, José Y. Pérez, Ángel Vildósola, Bernabé G. González, Ramón Torres, Rafael Corella y Carlos F. Terán.

Después de atender diversos asuntos referidos al Gobierno del Distrito y de las dependencias municipales, así como varias peticiones de ciudadanos mexicalenses, Miguel S. Ramos propone que se lleve a cabo la prolongación de la calle Agustín Melgar “…con el fin de hermosear la población y hacer una calle en donde se puedan cambiar las cantinas que actualmente se encuentran junto a la línea internacional…”.

En su exposición el presidente Miguel S. Ramos expone la necesidad de expropiar varios lotes con el fin de abrir la calle en mención, también deberían cerrarse las cantinas que se encontraban frente a la desembocadura de la calle Melgar. Otra propuesta fue que el ferrocarril InterCalifornia reubicara su patio de maniobras localizado frente a la manzana número 4.

El problema principal a resolver era que la compañía ferroviaria South Pacific decidiera cercar su derecho a vía entorpeciendo el tráfico y la libre circulación entre la garita internacional y la parte suroeste de la ciudad. La prolongación de la calle Agustín Melgar urgía para agilizar el movimiento peatonal y vehicular de norte a sur y viceversa, de la garita internacional hacia Pueblo Nuevo y de ahí hacia la salida a Tijuana.

Otro elemento a considerar para llevar a cabo la prolongación de la calle Melgar era el necesario ordenamiento y reacomodo de las viviendas que obstruían dicha vialidad, la cual era la entrada y salida de la ciudad. Revisando algunas fotos de aquella época nos encontramos casas en medio de una ruta bastante concurrida. Al ser el acceso a la garita internacional, los turistas extranjeros que visitaban la ciudad eran recibidos por un paisaje urbano bastante desagradable.

El Ayuntamiento de Mexicali ofreció facilidades para que se construyeran edificios perfectamente alineados y dotados de una imagen decorosa. Se ofreció construir una biblioteca para contribuir al mejoramiento intelectual de la población. Al declararse de utilidad pública la prolongación de la calle Agustín Melgar (a través de la manzana 4) se procedió a la expropiación de los terrenos necesarios para tal objetivo; se llevaron a cabo los trámites de ley acordando con los propietarios de los lotes afectados su reacomodo en otra sección de la ciudad, incluyendo la firma de las escrituras respectivas.

El presidente municipal, don Miguel S. Ramos, en representación del Ayuntamiento de Mexicali llevó a cabo todas estas gestiones y de esta manera nuestra ciudad contó con una céntrica calle que hasta la actualidad (después de 100 años) continúa siendo de gran relevancia para nuestro Centro Histórico.

oscarh1955@yahoo.com.mx


domingo 09 de agosto de 2020

Mexicali y su historia

domingo 12 de julio de 2020

14 de marzo de 1974

domingo 05 de julio de 2020

El Río de la Buena Guía

domingo 28 de junio de 2020

Abelardo L. Rodríguez

domingo 21 de junio de 2020

Ciudad Porfirio Díaz

domingo 14 de junio de 2020

La primera Casa de la Cultura 

domingo 07 de junio de 2020

Disturbios raciales en Norteamérica

Cargar Más