/ sábado 30 de mayo de 2020

Tres consejos (Parte I)

PENSARES

Una pareja de recién casados era muy pobre y vivía de los favores de un pueblito del interior. Un día el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa: Querida, yo voy a salir de la casa, voy a viajar bien lejos, buscar un empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida más cómoda y digna; no sé cuánto tiempo voy a estar lejos, solo te pido una cosa: Que me esperes y mientras yo esté lejos seas fiel a mí, pues yo te seré fiel a ti.

Siendo joven aún, caminó muchos días a pie hasta encontrar un hacendado que necesitaba a alguien para ayudarlo en su hacienda. El joven llegó y se ofreció para trabajar, además pidió hacer un trato con su jefe. El pacto fue el siguiente:

-Déjeme trabajar por el tiempo que yo quiera y cuando yo encuentre que debo irme, el señor me libera de mis obligaciones; yo no quiero recibir mi salario, le pido al señor que lo coloque en una cuenta de ahorro hasta el día que me vaya. El día que yo salga usted me dará el dinero que yo haya ganado.

Estando ambos de acuerdo, aquel joven trabajó durante 20 años, sin vacaciones y sin descanso. Se acercó a su patrón y le dijo:

-Patrón, quiero mi dinero, pues quiero regresar a mi casa.

El patrón le respondió:

-Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo, solo que antes quiero hacerte una sugerencia, ¿está bien? Yo te doy tu dinero y tú te vas o te doy tres consejos y no te doy el dinero y te vas. Si te doy el dinero no te doy los consejos y viceversa; vete a tu cuarto y piénsalo y después me das la respuesta.

Él lo pensó durante dos días, buscó al patrón y le dijo:

-Quiero los tres consejos.

El patrón le recordó:

-Si te doy los consejos no te doy el dinero y el empleado le respondió: Quiero los consejos.

El patrón entonces le aconsejó:

-Nunca tomes atajos en tu vida, caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida. Nunca seas curioso de aquello que representa el mal, pues la curiosidad por el mal puede ser fatal. Nunca tomes decisiones en momentos de odio y dolor, pues puedes arrepentirte demasiado tarde.

Después de darle los consejos, el patrón le dijo al joven (que ya no era tan joven):

-Aquí tienes tres panes, dos para comer durante el viaje y el tercero es para comer con tu esposa cuando llegues a tu casa.

El hombre entonces siguió su camino de vuelta tras 20 años lejos de su casa y de su esposa que él tanto amaba. Después del primer día de viaje, encontró a una persona que lo saludó y le dijo:

-¿Para dónde vas?

Él le respondió:

-Voy para un camino muy distante que queda a más de 20 días de caminata por esta carretera.

La persona le dijo entonces:

-Joven, este camino es muy largo, yo conozco un atajo y llegarás en pocos días.

El joven contento empezó a caminar por el atajo cuando se acordó del primer consejo: Nunca tomes atajos en tu vida, caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida. Entonces se alejó de aquel atajo y volvió a seguir por el camino normal...


PENSARES

Una pareja de recién casados era muy pobre y vivía de los favores de un pueblito del interior. Un día el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa: Querida, yo voy a salir de la casa, voy a viajar bien lejos, buscar un empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida más cómoda y digna; no sé cuánto tiempo voy a estar lejos, solo te pido una cosa: Que me esperes y mientras yo esté lejos seas fiel a mí, pues yo te seré fiel a ti.

Siendo joven aún, caminó muchos días a pie hasta encontrar un hacendado que necesitaba a alguien para ayudarlo en su hacienda. El joven llegó y se ofreció para trabajar, además pidió hacer un trato con su jefe. El pacto fue el siguiente:

-Déjeme trabajar por el tiempo que yo quiera y cuando yo encuentre que debo irme, el señor me libera de mis obligaciones; yo no quiero recibir mi salario, le pido al señor que lo coloque en una cuenta de ahorro hasta el día que me vaya. El día que yo salga usted me dará el dinero que yo haya ganado.

Estando ambos de acuerdo, aquel joven trabajó durante 20 años, sin vacaciones y sin descanso. Se acercó a su patrón y le dijo:

-Patrón, quiero mi dinero, pues quiero regresar a mi casa.

El patrón le respondió:

-Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo, solo que antes quiero hacerte una sugerencia, ¿está bien? Yo te doy tu dinero y tú te vas o te doy tres consejos y no te doy el dinero y te vas. Si te doy el dinero no te doy los consejos y viceversa; vete a tu cuarto y piénsalo y después me das la respuesta.

Él lo pensó durante dos días, buscó al patrón y le dijo:

-Quiero los tres consejos.

El patrón le recordó:

-Si te doy los consejos no te doy el dinero y el empleado le respondió: Quiero los consejos.

El patrón entonces le aconsejó:

-Nunca tomes atajos en tu vida, caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida. Nunca seas curioso de aquello que representa el mal, pues la curiosidad por el mal puede ser fatal. Nunca tomes decisiones en momentos de odio y dolor, pues puedes arrepentirte demasiado tarde.

Después de darle los consejos, el patrón le dijo al joven (que ya no era tan joven):

-Aquí tienes tres panes, dos para comer durante el viaje y el tercero es para comer con tu esposa cuando llegues a tu casa.

El hombre entonces siguió su camino de vuelta tras 20 años lejos de su casa y de su esposa que él tanto amaba. Después del primer día de viaje, encontró a una persona que lo saludó y le dijo:

-¿Para dónde vas?

Él le respondió:

-Voy para un camino muy distante que queda a más de 20 días de caminata por esta carretera.

La persona le dijo entonces:

-Joven, este camino es muy largo, yo conozco un atajo y llegarás en pocos días.

El joven contento empezó a caminar por el atajo cuando se acordó del primer consejo: Nunca tomes atajos en tu vida, caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida. Entonces se alejó de aquel atajo y volvió a seguir por el camino normal...


sábado 08 de agosto de 2020

Ecos históricos sobre Porfirio Díaz

sábado 01 de agosto de 2020

Ahí viene el Coco

sábado 25 de julio de 2020

La familia

sábado 18 de julio de 2020

¿Lo has pensado?

sábado 11 de julio de 2020

La leyenda de las mil grullas

sábado 04 de julio de 2020

Dictadores

sábado 27 de junio de 2020

Amar a un ser humano

sábado 20 de junio de 2020

La Torre de Pisa

sábado 13 de junio de 2020

El niño

sábado 06 de junio de 2020

Tres consejos (Parte final)

Cargar Más