/ miércoles 25 de noviembre de 2020

Sex in the Covid

EL MURO

Nos hemos visto como santurronas inocentes palomitas. Es muy probable que los contagios de Covid tengan un detonante significativo en el sexo casual, espontáneo, extramarital, de aventura. Ante eso no sirve el toque de queda, al contrario, fomenta la sana cercanía. Solo ayudaría una vacuna, a la cual por cierto le falta para estar lista.

Algunos creen que son un modelo de comportamiento pandémico solo por llevar cubreboca, usar gel, limpiar las suelas de sus zapatos, pero el SARS-CoV-2 es un virus como el VIH. Bueno, en realidad es como todos los virus, un ente que diseña geniales mecanismos para hacer más fácil su ingreso a los cuerpos, pero si se la ponemos más sencilla, mejor.

Manejar los impulsos es complicado. Fernando Savater en “Los 10 mandamientos en el siglo XXI” apunta que el sexo es una energía tan poderosa que es necesario controlarla porque de lo contrario nos dominaría. Para cumplir tal objetivo, aprendimos a verlo pecaminoso, moralmente reprobable, pero irónicamente lo prohibido es sabrosamente retador. Ayuntamiento es el sitio donde los concejales ayuntan, es decir, se juntan. El primer uso que se le dio al término estaba relacionado a copular. “Y la mujer con quien el varón tuviere ayuntamiento de simiente, ambos se lavarán con agua…” Levítico 15:18.

A finales de 1700, el médico rural Edward Jenner en sus observaciones científicas descubrió que las mujeres ordeñadoras de vacas adquirían la variante de la viruela animal que terminaba por protegerlas de la viruela humana (“An Inquiry into the Causes and Effects of the Variolae Vaccinae, a Disease Known by the Name of Cow Pox”, gratis en la red). Variolae Vaccinae es la viruela vacuna. Basados en esa expresión, con el paso de los años se propuso que el acto de inmunizar con virus atenuado se le conociera como vacuna. Si hubieran sido ovejas, quizá le diríamos ovejuna.

Gracias al sistema de vacunación vivimos tranquilamente durante muchas décadas, sin necesidad de cubrebocas o medidas de control severas, pero llegar a ese nivel implicó tiempo, paciencia. Hoy estamos forzando una solución porque a toda costa buscamos regresar a nuestras vidas normales lo antes posible. Sin embargo, los expertos exigen eficacia antes que velocidad (“Covid-19 vaccine trials should seek worthwhile efficacy”).

A pesar de todo, en tiempo récord sendas compañías han desarrollado nueve modelos de vacuna anti Covid que están en etapa de pruebas. En la prisa por ser los primeros, ganar dinero o elecciones, las empresas y los gobiernos pueden poner en riesgo la potencial solución a la pandemia. Por cierto, no salvaremos la Navidad ni el Año Nuevo, ni que fuera película de Hallmark.

vicmarcen09@gmail.com


EL MURO

Nos hemos visto como santurronas inocentes palomitas. Es muy probable que los contagios de Covid tengan un detonante significativo en el sexo casual, espontáneo, extramarital, de aventura. Ante eso no sirve el toque de queda, al contrario, fomenta la sana cercanía. Solo ayudaría una vacuna, a la cual por cierto le falta para estar lista.

Algunos creen que son un modelo de comportamiento pandémico solo por llevar cubreboca, usar gel, limpiar las suelas de sus zapatos, pero el SARS-CoV-2 es un virus como el VIH. Bueno, en realidad es como todos los virus, un ente que diseña geniales mecanismos para hacer más fácil su ingreso a los cuerpos, pero si se la ponemos más sencilla, mejor.

Manejar los impulsos es complicado. Fernando Savater en “Los 10 mandamientos en el siglo XXI” apunta que el sexo es una energía tan poderosa que es necesario controlarla porque de lo contrario nos dominaría. Para cumplir tal objetivo, aprendimos a verlo pecaminoso, moralmente reprobable, pero irónicamente lo prohibido es sabrosamente retador. Ayuntamiento es el sitio donde los concejales ayuntan, es decir, se juntan. El primer uso que se le dio al término estaba relacionado a copular. “Y la mujer con quien el varón tuviere ayuntamiento de simiente, ambos se lavarán con agua…” Levítico 15:18.

A finales de 1700, el médico rural Edward Jenner en sus observaciones científicas descubrió que las mujeres ordeñadoras de vacas adquirían la variante de la viruela animal que terminaba por protegerlas de la viruela humana (“An Inquiry into the Causes and Effects of the Variolae Vaccinae, a Disease Known by the Name of Cow Pox”, gratis en la red). Variolae Vaccinae es la viruela vacuna. Basados en esa expresión, con el paso de los años se propuso que el acto de inmunizar con virus atenuado se le conociera como vacuna. Si hubieran sido ovejas, quizá le diríamos ovejuna.

Gracias al sistema de vacunación vivimos tranquilamente durante muchas décadas, sin necesidad de cubrebocas o medidas de control severas, pero llegar a ese nivel implicó tiempo, paciencia. Hoy estamos forzando una solución porque a toda costa buscamos regresar a nuestras vidas normales lo antes posible. Sin embargo, los expertos exigen eficacia antes que velocidad (“Covid-19 vaccine trials should seek worthwhile efficacy”).

A pesar de todo, en tiempo récord sendas compañías han desarrollado nueve modelos de vacuna anti Covid que están en etapa de pruebas. En la prisa por ser los primeros, ganar dinero o elecciones, las empresas y los gobiernos pueden poner en riesgo la potencial solución a la pandemia. Por cierto, no salvaremos la Navidad ni el Año Nuevo, ni que fuera película de Hallmark.

vicmarcen09@gmail.com


ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 13 de enero de 2021

El ensayo

Victor Martínez Ceniceros

miércoles 30 de diciembre de 2020

Esperanza en el 21

Victor Martínez Ceniceros

miércoles 25 de noviembre de 2020

Sex in the Covid

Victor Martínez Ceniceros

miércoles 18 de noviembre de 2020

La tercera ola

Victor Martínez Ceniceros

miércoles 11 de noviembre de 2020

Vivir con el virus

Victor Martínez Ceniceros

Cargar Más