/ miércoles 30 de junio de 2021

No estamos solos…

EL MURO

Los teóricos de los antiguos astronautas están contentos: El gobierno de los Estados Unidos recién ha hecho público un informe sobre Objetos Voladores No Identificados, reconociendo que varios de los avistamientos no tienen explicación científica.

Los teóricos de los antiguos astronautas están contentos: Después de la publicación de “Preliminary Assessment: Unidentified Aerial Phenomena” el 25 de junio por parte de la oficina de Inteligencia Nacional, saben que no volverán a ser el hazmerreír de la comunidad científica o mejor dicho, el que ríe al último ríe sabrosón.

No es que Estados Unidos esté aceptando la existencia de vida extraterrestre, lo que acepta es que algunos de los fenómenos que los pilotos de la Fuerza Aérea vieron, no pueden ser explicados de la forma convencional que se venía utilizando, es decir, apelando a las categorías como desorden en el aire, fenómenos atmosféricos naturales, programas de desarrollo industrial norteamericano, sistemas de los enemigos terrestres.

“¡Mira esa cosa, está girando…!” es parte de la conversación entre pilotos sobre el avistamiento ocurrido en enero del 2015 de un objeto en forma casi aplanada al que le van dando seguimiento.

En el video liberado la red desde 2019 se escucha el diálogo de los pilotos desconcertados, pero al mismo tiempo emocionados por algo que no pueden identificar. ¡Whoa (exclamación de gusto), lo tenemos (ubicado en el video), ha ha ha! Momentos después el artefacto volador desaparece.

En el pasado hablar sobre marcianos, avistamientos de naves, abducciones era la muerte profesional para el comunicador que abordara el asunto. Pedro Ferriz Santacruz -el siglo pasado- y Jaime Maussan -en la actualidad- son de los pocos ufólogos (de la sigla en inglés UFO unidentified flying object) que superaron el qué dirán.

Pero la muerte social no era exclusiva de los periodistas, sino aplica para cualquier persona que asegure haber sido testigo de un avistamiento. Es justo ese estigma el que hizo complicado el estudio del gobierno de los Estados Unidos a pesar de tener el antecedente de al menos un presidente, Jimmy Carter, confeso observador de un objeto volador no identificado.

Voltear hacia el cielo de noche, ver su inmensidad, la cantidad de estrellas, las galaxias, ha hecho a millones de personas a lo largo de la historia a cuestionar si somos los únicos seres. Debe ser de los pocos momentos en que no somos egoístas y deseamos no estar solos o al menos tener la certeza de que contamos con un lugar a donde correr cuando las cosas se pongan más feas en la Tierra.

vicmarcen09@gmail.com


EL MURO

Los teóricos de los antiguos astronautas están contentos: El gobierno de los Estados Unidos recién ha hecho público un informe sobre Objetos Voladores No Identificados, reconociendo que varios de los avistamientos no tienen explicación científica.

Los teóricos de los antiguos astronautas están contentos: Después de la publicación de “Preliminary Assessment: Unidentified Aerial Phenomena” el 25 de junio por parte de la oficina de Inteligencia Nacional, saben que no volverán a ser el hazmerreír de la comunidad científica o mejor dicho, el que ríe al último ríe sabrosón.

No es que Estados Unidos esté aceptando la existencia de vida extraterrestre, lo que acepta es que algunos de los fenómenos que los pilotos de la Fuerza Aérea vieron, no pueden ser explicados de la forma convencional que se venía utilizando, es decir, apelando a las categorías como desorden en el aire, fenómenos atmosféricos naturales, programas de desarrollo industrial norteamericano, sistemas de los enemigos terrestres.

“¡Mira esa cosa, está girando…!” es parte de la conversación entre pilotos sobre el avistamiento ocurrido en enero del 2015 de un objeto en forma casi aplanada al que le van dando seguimiento.

En el video liberado la red desde 2019 se escucha el diálogo de los pilotos desconcertados, pero al mismo tiempo emocionados por algo que no pueden identificar. ¡Whoa (exclamación de gusto), lo tenemos (ubicado en el video), ha ha ha! Momentos después el artefacto volador desaparece.

En el pasado hablar sobre marcianos, avistamientos de naves, abducciones era la muerte profesional para el comunicador que abordara el asunto. Pedro Ferriz Santacruz -el siglo pasado- y Jaime Maussan -en la actualidad- son de los pocos ufólogos (de la sigla en inglés UFO unidentified flying object) que superaron el qué dirán.

Pero la muerte social no era exclusiva de los periodistas, sino aplica para cualquier persona que asegure haber sido testigo de un avistamiento. Es justo ese estigma el que hizo complicado el estudio del gobierno de los Estados Unidos a pesar de tener el antecedente de al menos un presidente, Jimmy Carter, confeso observador de un objeto volador no identificado.

Voltear hacia el cielo de noche, ver su inmensidad, la cantidad de estrellas, las galaxias, ha hecho a millones de personas a lo largo de la historia a cuestionar si somos los únicos seres. Debe ser de los pocos momentos en que no somos egoístas y deseamos no estar solos o al menos tener la certeza de que contamos con un lugar a donde correr cuando las cosas se pongan más feas en la Tierra.

vicmarcen09@gmail.com


ÚLTIMASCOLUMNAS